El ritmo de creación de sociedades mercantiles supera ya al que había antes de la crisis del coronavirus

El REAF inició una tanda de sesiones en las que definir las “líneas maestras de la reforma fiscal en España”
8 julio, 2021
Sánchez dobla la apuesta por Calviño y la economía
12 julio, 2021
Ver todas las noticias >

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), entre enero y mayo se abrieron un total de 46.353 compañías, lo que supone un 2,8% más que en el mismo periodo de 2019, último año completo sin pandemia. A su vez, se han disuelto 11.213 empresas, un 3% menos que hace dos años. Sin embargo, cabe señalar que sigue vigente una moratoria concursal y que pese a ella el ritmo de destrucción de compañías ha ido creciendo desde febrero, con 8.202 negocios que han echado el cierre, 800 más que en el periodo de febrero a mayo de hace dos años.

En cuanto a la apertura de nuevas compañías, en marzo se produjo el mayor incremento de este 2021, con un total de 10.968 empresas, lo que supuso un 16,2% más que en el mismo mes de 2019. Desde entonces, comenzó la línea ascendente en la apertura de negocios, y en abril el balance del año ya comenzó a resultar levemente positivo. Concretamente, en los primeros cuatro meses, ya se había incrementado el número de nuevos emprendimientos en un 0,8%, si se compara con el mismo intervalo de hace dos ejercicios.

La tendencia ha terminado por consolidarse en el mes de mayo, en el que se han registrado 9.570 sociedades mercantiles, un 11,5% más que en el mismo mes de 2019, según las cifras publicadas ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta forma, en lo que va de 2021, ya se han creado 1.273 compañías más que hace dos años. Sin embargo, este aumento del número de nuevas sociedades constituidas, ha venido acompañado desde febrero de un incremento del número de firmas disueltas. Esto, alertan desde el Consejo General de Economistas, se debe a que muchas empresas no han podido sobrevivir a la crisis y se ha optado por sustituirlas por otras nuevas.

“En los primeros meses de 2021 observamos unas variaciones muy convulsas en el censo de empresas en nuestro país (…). Esa es la consecuencia de no haber sabido adoptar medidas orientadas a la conservación del tejido productivo y la supervivencia de las empresas. Esto provoca que, ante expectativas de recuperación, la solución es la creación de nuevas empresas, pues las existentes son ya inviables”, explica Juan Carlos Robles, presidente del Registro de Economistas Forenses (Refor).

Robles señala que el número de procedimientos concursales, aún a pesar de la moratoria concursal aprobada por el Gobierno hasta el 31 de diciembre, han aumentado en lo que va de año casi un 45% si se compara con el mismo periodo de 2019. “La sangría de empresas no solo continúa, sino que se acelera, sin tener herramientas eficientes que permitan el mantenimiento del tejido productivo”, alerta Robles. El presidente de Refor señala que el “calamitoso” sistema español de gestión de insolvencias es un fracaso, ya que es lento (los concursos de acreedores duran una media de 4,5 años) y en un 95% de los casos finalizan en la liquidación de la compañía.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Generated by Feedzy