El Gobierno da un impulso a la esperada ley de ‘start up’

Calviño deja en el aire la subida del salario mínimo
7 julio, 2021
La Fed aboga por ser paciente con la retirada de los estímulos
8 julio, 2021
Ver todas las noticias >

La ley de ‘startups’ fue uno de los primeros objetivos que se marcó Pedro Sánchez cuando llegó al Gobierno. En pleno cambio de siglas tras años de ejecutivos del PP y con la idea de modernizar el sistema productivo patrio, el presidente se comprometió a crear un nuevo marco regulatorio que incentivara la creación de empresas de corte digital y tecnológico. Pero no ha sido hasta tres años después cuando se han podido ver con detalle los entresijos de esta nueva legislación. Un texto que supone un impulso a este tipo de compañías con beneficios fiscales e incentivos que ayuden a atraer talento digital, pero que no termina de convencer a todos los implicados. Creen que es un primer paso necesario, pero está lejos de poder suponer una revolución que coloque España en una posición importante en el ecosistema emprendedor.

El anteproyecto de ley de startups, aprobado este martes en Consejo de ministros para someterlo a audiencia pública, incorpora una serie de medidas fiscales para favorecer la creación e implantación de este tipo de compañías, entre las que figura una reducción del tipo del impuesto de Sociedades del 25% al 15% hasta un máximo de cuatro años. Así lo ha anunciado la vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en la rueda de prensa posterior al Consejo de ministros, donde ha señalado que el objetivo de estas medidas es convertir a España en un ‘hub’ europeo para el emprendimiento.

En materia de fomento a la inversión en ‘startups’, se eleva la base máxima de deducción por inversión en nuevas empresas de 60.000 a 100.000 euros anuales, el tipo de deducción pasa del 30 al 40% y el periodo en que se considera de nueva creación aumenta hasta 7 años. El anteproyecto contempla la eliminación de la obligación de pagos fraccionados de impuestos de sociedades y no residentes, así como la exigencia de obtener número de identificación de extranjero para inversores no residentes. También facilita la creación de ‘sandboxes’ regulatorios.

Asimismo, con el fin de favorecer la instalación en España de los llamados ‘nómadas digitales’, se crea un nuevo tipo de visado para los teletrabajadores que les permita establecerse en el país. El Gobierno ha aprobado el anteproyecto de Ley de startups para someterlo a audiencia pública para que los interesados hagan sus aportaciones y salga adelante una ley con el mayor consenso posible. El anteproyecto establece un marco específico para impulsar en España la creación y atracción de empresas emergentes, atraer inversión y talento, una de las reformas del Plan de Recuperación y Resiliencia, ha destacado Calviño.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Generated by Feedzy