Calviño deja en el aire la subida del salario mínimo

El turismo critica las restricciones de Hacienda a las ayudas directas
6 julio, 2021
El Tercer Sector pide que se marque la casilla solidaria en Sociedades
7 julio, 2021
Ver todas las noticias >

La ministra de Economía ha vuelto a insistir este martes en que la prioridad del Ejecutivo es recuperar la actividad económica y el empleo, antes que subir de nuevo el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que se sitúa actualmente en los 950 euros. «Vamos a ir viendo cómo evoluciona el mercado laboral en la segunda parte del año», ha dicho Calviño. Ante las preguntas de los periodistas, la ministra ha evitado establecer algún tipo de fecha a partir de la cual sería posible aumentar el SMI, incluso más allá de este año.

«Todo el Gobierno está absolutamente comprometido con el aumento del SMI. Lo hemos demostrado no solo con palabras sino con actos. Nuestra prioridad es impulsar la recuperación económica y el empleo. Esperamos que cuanto antes podamos volver a esa senda de incremento», explicó la titular de la cartera de Economía.

Las dos almas del Gobierno libran estas semanas de una pugna por una asignatura que le quedó pendiente del año pasado: subir o no el salario mínimo interprofesional, que actualmente está en 950 euros (en 14 pagas). «Todo el Gobierno está comprometido con la subida del salario mínimo interprofesional», ha declarado Calviño este martes. A lo que a continuación ha añadido: «Vamos a ver cómo evoluciona el empleo durante esta segunda parte del año y espero que cuanto antes podamos retomar esa senda de subida del salario mínimo interprofesional que estábamos hasta que nos golpeó la pandemia».

Desde la semana pasada, Yolanda Díaz, como líder de Unidas Podemos, despacha con Pedro Sánchez sobre esta cuestión, presionando para una subida inmediata de este indicador, que quedó congelado en enero ante la falta de acuerdo. Entonces patearon la pelota para adelante y congelaron transitoriamente su subida, a expensas de recuperar este debate más adelante. Y según Diaz ese momento es ahora, apoyada en los buenos datos de empleo de los últimos meses. Las cifras de ocupación de junio ya rozan los niveles previos a la pandemia. Y, en el otro lado, figuras como las de Calviño, que aboga por compaginar «compromiso y responsabilidad», es decir, subir el salario mínimo cuando tengan la garantía que ello supondrá el menor impacto en el crecimiento del empleo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Generated by Feedzy