El teletrabajo baja un 20% la productividad a pesar de trabajar más horas

La Fiscalía Europea investiga un fraude de IVA de 70 millones de euros en cinco países
14 junio, 2021
El Ejecutivo pone en marcha el fondo de recapitalización de pymes
16 junio, 2021
Ver todas las noticias >

Los investigadores del informe, titulado Work from home & productivity: evidence from personnel & analytics data on IT professionals, Michael Gibbs, Friederike Mengel y Christoph Siemroth concluyeron que, aunque la mayoría de empleados trabajaban más horas, no eran tan eficientes como lo serían en un lugar de trabajo estructurado y físico. El estudio descubrió que, aunque los trabajadores pasaban un 30% más de tiempo trabajando desde casa (lo que se traduciría en 12 horas más sobre una jornada de 40 horas), su productividad disminuía porque pasaban más tiempo en reuniones con sus jefes para perfilar constantemente sus responsabilidades.

Los académicos también señalaron que el personal de la empresa no identificada que estudiaron realizaba un trabajo especialmente exigente, el cual podría ser más adecuado para un entorno de oficina. Según el estudio, los empleados con ocupaciones menos cualificadas, como hacer llamadas a clientes, podrían ser más adecuados para situaciones remotas.

Los sujetos del estudio estaban muy capacitados y su trabajo implicaba «un importante trabajo cognitivo, el desarrollo de nuevas aplicaciones o soluciones de software o hardware, la colaboración con equipos de profesionales, el trabajo con clientes y la participación en la innovación y la mejora continua», algo que quizá se veía lastrado por una situación nueva.

Sin embargo, el estudio también menciona que este análisis se ha realizado en una situación en el que teletrabajo fue repentino y forzado. Es decir, la época en la que miles de trabajadores en todo el mundo se vieron de pronto en sus casas teniendo que realizar sus labores sin espacios de trabajo adecuados ni procesos en las empresas que optimizaran todo esto. No es el primer estudio, sin embargo, que pone en cuestión que contextos como las videollamadas y la ‘fatiga por zoom’ hayan hecho mella en los trabajadores.

Una encuesta entre más de 1.000 empleados realizada por la empresa de soluciones de seguridad informática Twingate revela que el 45% de los empleados afirma haber asistido a más reuniones durante la pandemia que cuando trabajaba en la oficina, frente al 21% que asistió a menos reuniones. Independientemente del software de videollamadas que se utilice, el concepto de fatiga de las llamadas sigue siendo el mismo: las reuniones virtuales requieren más energía que una reunión convencional en la oficina, sobre todo cuando la comunicación se siente tensa o el uso de esta tecnología sigue siendo poco natural. Combinado con el aumento de las reuniones en general, la presión añadida de aparecer en las videoconferencias puede ser agotadora para los equipos.

Dos de cada cinco empleados se declaran cansados de las videoconferencias, ya que asisten a tres videollamadas cada día, de media, o hasta siete horas de llamadas semanales. En cambio, los empleados preferirían tener sólo dos videollamadas al día (10 a la semana), en lugar de las 15 llamadas semanales que tienen ahora. Con respecto a las reuniones, los trabajadores asistieron a un 13% más de media, que duraban unos 12 minutos (un 11,5% menos que antes), pero que contaban con hasta dos asistentes más que antes de la pandemia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Generated by Feedzy