Calviño reclama «sistemas fiscales sólidos» para garantizar la calidad de los servicios sociales
16 noviembre, 2021
Gobierno, patronales y sindicatos regresan a la mesa del diálogo para seguir negociando la reforma laboral
17 noviembre, 2021
Ver todas las noticias >

Los abogados son las personas que se encargan de asesorar y defender los derechos e intereses de las personas que los contratan. Pero se debe tener en cuenta que entrar en el mercado laboral de la abogacía no es fácil ya que, según la Ley de Acceso a la Abogacía, que entró en vigor en el 2011, la persona interesada debe poseer un título universitario de licenciado o graduado en Derecho y debe haber realizado un curso de formación especializada (máster o prácticas externas). Aunque un abogado no siempre tiene que dedicarse a trabajos relacionados con las funciones judiciales y administrativas, pero en el caso de hacerlo, ¿cuál es su salario?

Como en casi todas las profesiones, hay varios factores que rigen lo que gana un abogado, como por ejemplo la experiencia (no es lo mismo alguien que empieza a trabajar que alguien que lleva años) o si la empresa es privada o pública (en el segundo caso, el letrado se define como abogado social). En las empresas privadas, los sueldos suelen ser más elevados que en las administraciones públicas. El salario de un abogado junior (el que cobra un letrado durante su primer año) está entre los 1.200 y los 1.500 euros netos mensuales, pudiendo cambiar según la responsabilidad o las horas trabajadas.

A medida que este gane experiencia, en los siguientes dos y tres años, puede aumentar su sueldo hasta los 1.800 euros netos, y una vez transcurridos los 4 o 5 años, el sueldo llega hasta los 3.800 euros netos al mes. Y de esta manera van aumentando los sueldos hasta que a los 10 años (cuando se pasa de abogado junior a abogado sénior), con buena reputación y experiencia, un abogado puede llegar a cobrar 10.000 euros netos mensuales.

Aunque el salario tiende a ser menor que en el privado, sigue siendo una de las profesiones mejor pagadas dentro del sector público. Para ser abogado en este sector es necesario pasar unas oposiciones que suelen ser complicadas, pero que, si se superan, permiten que el salario anual de estos funcionarios, teniendo en cuenta que cobran 12 mensualidades y dos pagas extra, llegue a ser de entre 50.000 y 60.000 euros netos anuales (entre 3.500 y 4.285 euros al mes). Además, en el caso que los abogados de este sector quieran saltar al privado, estos pueden llegar a cobrar 90.000 euros netos anuales (lo cual favorece a los abogados junior) y, en el caso de ascender y ser socios, 125.000 euros netos anuales.

En Países Bajos un recién graduado cobra entre 30.000 y 60.000 euros al año y, tras 4 o 5 años, su sueldo asciende hasta los 110.000 euros anuales. En Francia utilizan otro método que consiste en que un abogado junior empezará cobrando 62.000 euros anuales y, si se cumplen los objetivos, cada año cobrará 5.000 euros más. En Londres, capital del Reino Unido, un abogado de firma privada cobra entre 85.000 y 160.000 euros al año, mientras que un socio gana 225.000 euros. Finalmente, en Estados Unidos, los socios suelen ser personas ricas y el salario medio está entre 150.000 y 275.000 euros anuales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Generated by Feedzy