19 octubre, 2017

La OCDE alerta del riesgo para las pensiones y perfiles de baja cualificación en España

En un informe publicado hoy sobre el aumento de las desigualdades en la tercera edad, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) hace notar que en España esos dos grupos son particularmente vulnerables debido a los menores periodos de cotización, que se traducen en menores derechos de pensión.

Los autores del estudio destacan que el país sufre un alto nivel de desempleo (sigue siendo el doble del que había antes de la crisis) y que la tasa de actividad (porcentaje de personas con empleo respecto a la población en edad de trabajar) es a su vez netamente inferior a la media.

Pero hacen hincapié en que ese fenómeno golpea muy en particular a los que tienen un bajo nivel de educación, con una tasa de desempleo (26%) que duplica con creces la de los que disponen de estudios superiores (11%).

El problema de la exclusión del mercado laboral es especialmente acuciante con los jóvenes, pero concierne también a los activos de mayor edad, como lo pone en evidencia el porcentaje de los que tienen un empleo en el grupo de 55 a 64 años: un 49% en España frente al 59% de media en la OCDE.

En ese grupo de edad destaca la brecha entre los que tienen un bajo y un elevado nivel educativo, con una tasa de empleo 22 puntos porcentuales inferior para los primeros. En el caso de las mujeres, la diferencia se agranda todavía más, hasta los 35 puntos.

La OCDE precisa que mientras la tasa de empleo de las mujeres con alta cualificación (65%) se acerca a la de los hombres con igual educación (68%), el diferencial hombres-mujeres pasa a ser de 16 puntos porcentuales con baja formación.

Para los colectivos que no van a cubrir el periodo de cotización, eso significará jubilaciones bajas, porque el otro elemento que marca el escenario español, es que es uno de los países en los que más se va a acelerar el envejecimiento.

Hasta el punto de que a mediados de siglo será el segundo país más envejecido, en términos de mayores de 65 años en relación con el grupo de 20 a 64 años (75,5%), sólo por detrás de Japón (77,4%) y muy lejos del 53,2% de media en la OCDE.

Esa tasa de dependencia, relevante para perfilar la financiación del sistema de pensiones, se va a agravar en España desde 2015 (cuando era del 30,4%, frente al 28% de media en la OCDE) a un ritmo sólo superado por Corea del Sur (donde pasará del 19,8% al 71,8%).

19 octubre, 2017

El 75% de los autónomos pagaría más cuota si cotizara por ingresos reales

Según los datos manejados en la subcomisión de la Cámara Baja sobre la nueva Ley de autónomos, habría igualmente un 25% de autónomos aproximadamente que estarían declarando ingresos en el entorno o por debajo de la base mínima de cotización, que este año asciende a 919,80 euros al mes.

Para estos autónomos ATA sí ha hecho hoy varias propuestas de reforma. En concreto, para aquellos autónomos que ganen entre el salario mínimo interprofesional y la base mínima del RETA (707,60 y 919,80 euros al mes) se le aplicará a la base mínima los tipos del sistema de agrarios (22,05%, incluida la incapacidad temporal). Estos tipos son inferiores al 29,8% que se aplica a la base mínima del régimen general de autónomos, con lo que la cuota disminuiría a los 202 euros mensuales, casi cien euros menos que la cuota mínima actual.

Como prueba de ingresos estos autónomos deberían presentar al inicio y en cada ejercicio, un resumen anual del IVA y el modelo 347 de los dos últimos ejercicios. Además, quedarían excluidos de estos tipos más bajos lo autónomos societarios.

Según los cálculos que ha presentado hoy Amor en el Congreso de los Diputados, el 75% de los autónomos declaran actualmente ingresos netos superiores a la base mínima de cotización. Si se tiene en cuenta que más de ocho de cada diez trabajadores por cuenta propia cotiza por dicha base mínima, obligarles a cotizar en función de sus ingresos reales, supondría prácticamente subir la cuota que pagan hoy en día a tres de cada cuatro autónomos. "Y en eso ATA, no va a estar" ha dicho Amor.

Es más, aunque este representante del colectivo reconoce que esta adecuación sería posible --de hecho, la ley permite a los autónomos modificar su base dos veces al año y a partir de 2018, podrán hacerlo hasta cuatro veces-- ha precisado que su puesta en práctica tendría muchas dificultades.

18 octubre, 2017

Empleo mejorará las pensiones de viudedad de los mayores de 65 años con menores ingresos

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha anunciado que va a mejorar las pensiones de viudedad según lo recogido en la reforma de pensiones de 2011. La norma apuntaba en su exposición de motivos que una parte de las prestaciones de este colectivo iría subiendo de forma progresiva “a partir del 1 de enero de 2012”. Sin embargo, este compromiso que se detallaba en una disposición adicional no se había desarrollado todavía.

“Vamos a cumplir la disposición adicional 30 de la ley 27 [la de la reforma de pensiones de 2011]”, ha anunciado la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en una respuesta a una pregunta de la diputada socialista, Carmen Cuello. “Por cierto, estamos en tiempo. Ya estamos trabajando en el reglamento que la desarrolla”, ha continuado la titular de Empleo, a pesar de lo que dice la exposición de motivos y acogiéndose a que el texto de la disposición, la trigésima, no dice nada de fechas.

Para cumplir con los plazos que fija esta norma, la ley 27/2011, la de la reforma que retrasaba la edad legal de jubilación, debería haber aumentado la base reguladora de las pensiones de viudedad en 2012. Esa norma estipula que se debe incrementar del 52% al 60% el porcentaje utilizado para calcular la base reguladora (la cifra sobre la que se calcula la cantidad final a recibir) de las prestaciones de viudedad a lo largo de ocho años. Por tanto, el Ejecutivo si, al menos, quiere llegar a tiempo debería subir ocho puntos porcentuales en dos años (2018 y 2019).

Las pensiones de viudedad están entre las más bajas del sistema de Seguridad Social. Este septiembre la prestación media de este grupo se situaba en 647,8 euros al mes, bastante menos que las de jubilación (1.066,86 euros) o las de incapacidad (936,5 euros).

Para corregir parcialmente esta situación, la reforma de 2011 contenía esa disposición adicional. No obstante, esta medida no beneficiaba a los 2,37 millones de personas que perciben una pensión de viudedad. Dejaba fuera a quienes percibieran otra pensión o tuvieran un trabajo (la de viudedad es la única prestación de la Seguridad Social compatible con otras o con un empleo remunerado). También establece el requisito de tener más de 65 años y no disponer de ingresos por otras fuentes que superen lo establecido para tener derecho a cobrar una pensión mínima de viudedad.

Las palabras de Báñez llegaron en respuesta a la pregunta parlamentaria de la diputada socialista, Carmen Cuello. En el debate generado, esta parlamentaria ha recordado que su grupo ha presentado una proposición de ley para que se suban las pensiones de viudedad según la ley de 2011: “Si no la suben ustedes, la subiremos nosotros”.

Las condiciones que ya establece la norma hacen que su impacto, cuando llegue su desarrollo, sea limitado. El primer requisito que establece, ser beneficiario de una sola pensión, ya deja fuera a más de 1,5 millones de personas. Ahora en España hay 2,37 millones de pensionistas que perciben una prestación de viudedad, pero en toda la Seguridad Social hay apenas 860.000 pensionistas cobrando dos pensiones.

El propio diseño de la norma también limita el impacto presupuestario que pueda tener. ¿Por qué? En las pensiones de viudedad que precisen un complemento para llegar al mínimo, lo que ganen por el incremento de la base reguladora lo perderán en el suplemento. De esta forma, el resultado final no variará.

18 octubre, 2017

Grecia, España y Portugal, donde más sube el empleo en la OCDE en el segundo trimestre

Los países de la OCDE donde más aumentó la tasa de empleo en el segundo trimestre del año fueron Grecia (ocho décimas, al 53,6%), España (seis décimas, al 61%) y Portugal (seis décimas, al 67,3%). Según los datos publicados hoy, la tasa de empleo (porcentaje de personas con empleo entre la población de 15 a 64 años) en el conjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) subió dos décimas entre abril y junio con respecto al primer trimestre, hasta el 67,6%.

Esa cifra está 3,2 puntos porcentuales por encima del mínimo que hubo en 2009, aunque todavía queda un punto por debajo del nivel que se había alcanzado en 2008, antes de que se hicieran sentir los efectos de la crisis económica, explicó la organización en un comunicado. En la zona euro como conjunto, el ascenso en el segundo trimestre fue de tres décimas, al 66,2%, y otro tanto ocurrió en el Reino Unido (al 74,2%). Se registraron incrementos de dos décimas en Japón (al 75,2%) o en Estados Unidos (al 70%).

Por el contrario, se produjeron descensos en México (de tres décimas, al 61,1%) o en Nueva Zelanda (de dos décimas, al 76,2%). Pese a los avances constatados en el segundo trimestre, tanto Grecia como España figuran, con diferencias, en la cola de la lista. Los miembros del "Club de los países desarrollados" con las menores tasas a mediados de año eran Turquía (50,9%, debido a una bajísima participación de la mujer), Grecia (53,6%), Italia (57,8%), España (61%), México (61,1%), Chile (62,6%) y Bélgica (62,8%).

En el otro extremo se situaban Alemania (75,1%), Japón (75,2%), Nueva Zelanda (76,2%), Suecia (76,8%), Suiza (79,8%) y, sobre todo, Islandia (86,9%).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR