14 diciembre, 2017

La reforma fiscal de Trump reducirá el impuesto de sociedades al 21%

El Senado y el Congreso de Estados Unidos han alcanzado un acuerdo definitivo para poner en marcha la reforma fiscal que el presidente, Donald Trump, lleva diseñando desde que asumió el cargo el pasado enero. Según el pacto final, el impuesto de sociedades quedará fijado en el 21%, menos del 15% que pretendía Trump, pero muy por debajo del 35% actual, uno de los más altos de entre las economías desarrolladas. Además, el recorte de la tasa tendrá efecto el año que viene y no en 2019, como proponía el Senado, tal y como ha adelantado 'The Wall Street Journal'.

El acuerdo despeja el camino para que la ley pueda ser firmada en unas semanas, lo que supondrá la primera gran victoria política que logra Trump y le ayudará a superar el fracaso que supuso su defenestrada reforma sanitaria, que no logró el apoyo necesario en Washington. El pacto llega después de que el estado de Alabama votara ayer, con un estrecho margen, por un candidato demócrata para ocupar un asiento vacío en el Senado, lo que reduce al mínimo la mayoría de los republicanos en la Cámara.

La votación de la reforma fiscal en la Cámara de Representantes se realizará la semana que viene para pasar después al Despacho Oval del presidente, que la sellará con su firma.

El nuevo marco impositivo elevará el tipo individual máximo al 37%, por debajo del 39,6% actual, y supondrá un recorte de ingresos federales de 1,4 billones de dólares. La Casa Blanca está convencida de que la merma de ingresos en forma de impuestos se verá compensada por un impulso mayor del crecimiento económico, que calculan en más del 3% para los próximos años.

13 diciembre, 2017

Montoro no reconoce el déficit fiscal que denuncia Cataluña

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha explicado que no reconoce el déficit fiscal que denuncia la Generalitat de Cataluña y ha insistido en que los que contribuyen con impuestos son los ciudadanos y las empresas, no los territorios.

En el Pleno del Senado de este martes, Montoro ha rechazado los argumentos del portavoz del PDeCAT, Josep Lluìs Cleries, sobre lo que aporta Cataluña al Estado y lo que recibe. Según los cálculos de la Generalitat publicados este mes de diciembre, el saldo entre ambos conceptos arroja un déficit para la comunidad autónoma de 16.570 millones de euros, "sobrepasando todo concepto de solidaridad".

Cleries ha recogido el guante del ministro de que quienes pagan son los ciudadanos y ha dicho que cada catalán aporta de promedio al año 2.200 euros, "que se van y no vuelven", y ha animado a Montoro a ir de campaña a Cataluña estos días, ante las elecciones del 21-D, y explicarlo.

"Si hoy optamos por un nuevo país es porque ustedes se cargaron la reforma del Estatut, porque no quisieron hablar de pacto fiscal y porque hace cuatro años que incumplen la ley por no revisar el sistema de financiación", le ha dicho el portavoz al ministro.

"Por una vez estoy de acuerdo con su vicepresidenta, todo esto es gracias a tener DNI español", ha agregado Cleries, aludiendo a que Soraya Sáenz de Santamaría dijo que quienes se manifiestan en Bruselas a favor de Carles Puigdemont lo pueden hacer gracias a que tienen documentación española y son ciudadanos europeos.

El ministro ha rechazado estas balanzas fiscales y ha dicho que son los ciudadanos los que pagan impuestos y reciben servicios. La reforma del sistema de financiación tiene que servir para garantizar que todos los españoles tengan acceso a los mismos servicios básicos, ha añadido Montoro, que ha animado al PDeCAT a sumarse a los trabajos para cambiar la financiación autonómica.

12 diciembre, 2017

Facebook pagará en España los impuestos por los ingresos que genere por publicidad

Facebook da un giro a su estructura fiscal en todo el mundo: a partir de 2018 el gigante de la tecnología empezará a facturar sus ingresos publicitarios allá donde se generen, siempre que tenga una sede regional (cuenta con 25 en todo el mundo). Por tanto, abonará en cada país los impuestos por su actividad y el dinero que entre en sus arcas por el negocio internacional ya no pasará siempre por Irlanda, donde su factura fiscal se reduce. Es decir: que ingresará y pagará impuestos en España por el negocio español.

"Facebook ha decidido cambiar hacia una estructura de ventas local en aquellos países donde tenemos oficinas, para respaldar las ventas de los anunciantes locales. En términos simples: significa que los ingresos por publicidad que respaldan nuestros equipos locales no serán contabilizados por la sede internacional de Dublín, sino que serán registrados por nuestra compañía local de cada país", ha anunciado a través de un comunicado Dave Wehner, director financiero de la compañía.

La sede de Facebook de Menlo Park, en California, seguirá siendo su cuartel general en Estados Unidos. Y Dublín continuará siendo su sede internacional. Pero no a efectos fiscales, ni en lo que se refiere a las ventas de todo el mundo, que ahora se repartirán por todos los países que cuenten con estructura propia, 25 en total, entre ellos España, Italia, Alemania y Francia.

Facebook, pese a su fuerte implantación en España, en 2016 (las últimas cuentas presentadas en el Registro Mercantil), registró pérdidas. En concreto, Facebook Spain, la filial de la red social estadounidense, declaró unas pérdidas netas de 486.917 euros en el pasado ejercicio de 2016, lo que supone un 50% más que las declaradas en el ejercicio 2015, que reformuló al publicar las últimas (en inicio, en aquel ejercicio de 2015 había comunicado beneficios, pero los corrigió tras un plan de acciones para empleados).

La sucursal española de Facebook es en realidad una sociedad que actúa principalmente como intermediaria de Facebook Ireland Limited, la matriz que recopila los ingresos del resto de filiales europeas, para reducir la factura fiscal. Dublín ofrece grandes ventajas tributarias. Por eso, las grandes corporaciones mundiales han trasladado allí sus sedes europeas. Es una práctica legal pero que ha suscitado grandes críticas en los últimos años. Y ha provocado que instituciones como la OCDE o la Comisión Europea lancen una cruzada contra estas estrategias fiscales agresivas.

En 2016 los ingresos apuntados en España eran de 7,86 millones de euros. Pagó solo 182.775 euros por el impuesto de sociedades. La red social emplea en España 22 trabajadores. Teóricamente, cuando aplique el cambio que hoy ha anunciado, todo lo que su oficina española ingrese en concepto de publicidad, se facturará y pagará impuestos en España.

12 diciembre, 2017

Rajoy: “El PIB crecerá más del 3%”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho este lunes que España puede volver a una senda de crecimiento económico superior al 3% anual si la próxima Generalitat marca una "agenda distinta a la ruptura, el enfrentamiento y la ilegalidad". "La economía catalana se ha gripado a causa del independentismo", ha afirmado el presidente. A pesar de este deterioro, Rajoy ha prometido que el déficit público caerá en 2018 por debajo del 3% del PIB. El último Plan Presupuestario del Ejecutivo, presentado el pasado octubre, incorporó una rebaja de tres décimas a la previsión de crecimiento para 2018, del 2,6% al 2,3%.

Durante su discurso, centrado en la economía y en las consecuencias negativas del ‘procés’, Rajoy ha asegurado que "El empleo, la inversión, las matriculaciones de vehículos, el turismo, los visados de vivienda y las exportaciones reflejan las consecuencias letales de la incertidumbre". Y ha subrayado: "El mejor incentivo económico es la seguridad jurídica, la certidumbre y la confianza. Hemos hecho una previsión de crecimiento para el año que viene, pero si la situación cambia podemos subirla rápidamente".

De esta forma, el presidente ha condicionado la mejora de los indicadores económicos al resultado de las elecciones del próximo 21 de diciembre. "El daño se puede revertir si se abre en Cataluña una nueva etapa en la que quede superada la política de desafío constante y desobediencia que ha marcado los últimos tiempos", ha dicho durante un desayuno informativo.

Rajoy también ha asegurado que está dispuesto a volver a aplicar el artículo 155 para garantizar la estabilidad de Cataluña en el caso de que la próxima Generalitat vuelva a emprender la vía independentista, como defienden algunos sectores de ERC y de la CUP. "Sea cual sea el resultado de esas elecciones, existe algo sobre lo que ya no se albergan dudas: en España la ley se cumple y así va a seguir siendo", ha asegurado el presidente.

En cuanto al panorama electoral, Rajoy ha restado importancia a las encuestas que arrojan malos resultados para el PP en Cataluña y ha asegurado que su formación será determinante para la formación de Gobierno. "Es imposible construir, sin los votos del Partido Popular, cualquier alternativa constitucionalista", ha dicho el presidente.

A pesar de las dificultades que enfrenta la economía española, el presidente se ha mostrado confiado de que el déficit público caerá en 2018 por debajo del 3% y que su Gobierno logrará acercarse al equilibrio presupuestario en 2020.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR