19 enero, 2018

Las empresas tienen dificultades para hallar ciertos perfiles

Con una tasa de paro del 16,38%, resulta preocupante que un 85% de las empresas asegure que tiene dificultades para encontrar profesionales cualificados para determinados puestos. Ésta es sólo una de las conclusiones de la Guía del Mercado Laboral que cada año elabora Hays, y que recoge los resultados de una encuesta a 58, universidades, 1.100 empresas y 8.800 profesionales, así como el análisis salarial de 2.400 posiciones y un barómetro de tendencias en 15 sectores destacados de la economía española.

Este desajuste entre la oferta de profesionales y las vacantes disponibles en el mercado es una de las principales preocupaciones de los encuestados. Además, las compañías señalan como otro de sus temores: la rotación voluntaria de las plantillas. Este dato ha crecido casi 20 puntos en los últimos años, y un 53% de las empresas creen que será inevitable la fuga de talento, sobre todo, en áreas como las de las tecnologías de la información, la ingeniería y el sector industrial.

El estudio de esta compañía especializada en la selección de personal también analiza el grado de satisfacción de los empleados. Y los departamentos de Recursos Humanos de las compañías españolas no salen excesivamente bien parados. Los trabajadores españoles suspenden las políticas de RRHH de sus empresas y los elementos peor valorados son: los planes de desarrollo, de conciliación laboral y personas, la innovación empresarial y las políticas de formación. Por el contrario, los trabajadores en el extranjero perciben a sus compañías de una manera muy superior a como lo hacen los empleados nacionales.

Por eso, añade el informe, no resulta extraño que desde 2007 haya 2,3 millones de empleados menores de 30 años en España. "La población joven activa está cayendo de forma alarmante en España y eso se debe, principalmente, a que el talento emigra por falta de oportunidades", advierte Christopher Dottie, mananing director de Hays España. En su opinión, las empresas españolas deberían mejorar lo que ofrecen a los candidatos, ya que, explica, "lo que hace 20 años era válido en el mercado laboral ya no lo es". "Las plantillas están cada vez más interesadas en cuestiones al margen del salario. No basta con pagar bien a tus trabajadores, hay que aportarles un valor añadido como empresa", añade.

Otros de los retos a los tendrá que hacer frente el mercado laboral será el impacto de la robotización, con un doble efecto. Por un lado, parte de la mano de obra será sustituida por tecnología, pero esto generará también nuevas oportunidades laborales en empleos que giren alrededor del diseño de esta tecnología. La guía también ofrece un detallado análisis por sectores. El sector industrial, el de márketing y las ventas, el logístico, el legal y, muy especialmente, el sector online y la ingeniería tirarán del empleo cualificado este año, frente al sector de las tecnologías de la información, con un gran potencial, pero perspectivas "poco halagüeñas" en el mercado española, señala el informe.

La industria vivió en 2017 una senda muy positiva y todo apunta a que esta tendencia se mantendrá. Los perfiles más demandados serán los de ingenieros especializados en la mejora de la productividad y la calidad. A nivel nacional, destaca el sector del automóvil junto a la industria alimentaria. En este campo, los ingenieros electrónicos y los especialistas en automatización y robótica serán los profesionales más buscados.

19 enero, 2018

Bruselas augura una rápida caída de la morosidad en España

La limpieza de los balances bancarios en España se ha acelerado y es muy probable que continúe a gran velocidad, según el primer informe de la Comisión Europea sobre el Plan europeo para reducir los préstamos fallidos, publicado este jueves

El ratio de morosidad de la banca española cayó hasta el 5,3% en el segundo trimestre de 2017, seis décimas menos que un año antes. Y ya es un 44% inferior al pico del 9,4% que alcanzó en 2013, en plena reestructuración del sector financiero.

La mejoría se ha producido, según la CE, a pesar de que el Banco de España ha endurecido las normas contables sobre clasificación de fallidos y de que la morosidad en préstamos al consumo ha repuntado ligeramente en paralelo al aumento de esa cartera.

Aun así, la CE advierte que la morosidad sigue siendo muy alta en ciertos tramos, como del sector de la construcción, que todavía alcanza el 25,2%. El documento constata una mejoría en la mayoría de los países, pero advierte que el legado de la crisis todavía lastra a la banca europea con una gigantesca cartera de morosidad que suma 950.000 millones de euros.

19 enero, 2018

Aumentar la flexibilidad laboral para mejorar la productividad

Asempleo insta a adoptar medidas para impulsar la productividad en España y para acortar la distancia con otros países europeos que con una productividad alta y superior a la española presentan un PIB per cápita superior y salarios más elevados, constata un informe presentado hoy Asempleo, la patronal de empresas de trabajo temporal y agencias de empleo.

El trabajo destaca que en España la mejora de la productividad fue "prácticamente nula" durante los primeros años de la recuperación económica y el mercado laboral se sustentó en el aumento de la ocupación y las horas trabajadas.

No obstante, Asempleo observa que, en la fase de consolidación de la recuperación (2013-2016), a la creación de empleo se ha sumado la mejora de la productividad por hora, aunque a una magnitud "sensiblemente inferior" a la deseable, con un repunte de apenas el 1,6% en este periodo. Este aumento no es suficiente y la productividad española se encuentra aún en cifras inferiores a las deseables.

"De lo que se trata ahora es de aumentar la calidad en el empleo (..) que tenga mayor cualificación y que además haga una contribución más positiva al crecimiento y la productividad es un factor clave", ha propuesto el presidente de Asempleo, Andreu Cruañas, durante la presentación del informe.

Además de por la flexibilidad, Cruañas ha apostado por la especialización de los trabajadores para favorecer la productividad, así como la incorporación de tecnología a los puestos de trabajo y una adecuada política de prevención en el trabajo, que evite el absentismo.

Así, pese a que no está aumentando mucho en los últimos trimestres, se han producido avances de la productividad en los sectores de actividad financieras, la industria manufacturera y las actividades profesionales. Por contra, el comportamiento de la productividad ha sido negativo en las actividades inmobiliarias, información y comunicaciones y construcción.

"Los sectores económicos que más empleo han creado durante esta fase no presentan aún ganancias en la productividad. Es más, en aquellas actividades donde la creación de empleo ha sido más moderada, la productividad laboral ha experimentado mayores avances", subraya Asempleo.

19 enero, 2018

Los sindicatos afrontan el pacto salarial con “mente abierta”

Los sindicatos están dispuestos a afrontar la negociación colectiva "sin líneas rojas" y con la posibilidad de mayor flexibilidad que en negociaciones anteriores. El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha reconocido este jueves que la posición salarial de partida de la CEOE en la negociación del pacto de convenios no coincide con la de los sindicatos, pero considera que hay que dar "margen a la negociación" y acudir a ella "con la mente abierta".

La Junta Directiva de la CEOE acordó el miércoles presentar a los sindicatos una propuesta inicial de subida salarial para el 2018 del entorno del 2%, sin suelo y con una parte variable del 1% ligada a diversos factores como la productividad, la flexibilidad o la jornada. Esa propuesta es similar a la planteada el año pasado (que fue de entre el 1,2% y el 2% más medio punto adicional) y pretende otorgar especial importancia a la parte variable de los salarios.

La mesa de negociación se abrirá el próximo 25 de enero. Álvarez ha explicado que el planteamiento sindical pasa por reclamar una subida salarial que contemple la previsión de inflación, la recuperación de poder adquisitivo, y las ganancias de productividad, no solo globales, sino también de cada sector que negocie un convenio. Adicionalmente, los sindicatos pedirán a la patronal una subida de los salarios más bajos como "medida de choque para contrarrestar" el recorte salarial de los últimos años.

De ahí, ha dicho, su planteamiento de establecer un salario mínimo de convenio de 1.000 euros mensuales, lo que beneficiaría especialmente a los trabajadores de la hostelería y del turismo, sectores en beneficios que podrían "asumir" perfectamente esta demanda. "Vamos con la mente abierta, esperando hablar de muchos más temas y también de salarios (...) Creo que vamos a tener mucha capacidad para convencer a los empresarios. A algunos de ellos les he oído decir en la radio y la televisión que con 850 euros al mes no se puede vivir. Ahora se trata de plasmar esto en un acuerdo", ha indicado.

Álvarez ha insistido en que "aumentar los salarios no va contra la economía ni contra las empresas" y ha subrayado que, además de este tema, los sindicatos quieren hablar con la CEOE sobre igualdad, brechas salariales, prevención de riesgos laborales, estructura de la negociación colectiva y contratación, entre otras materias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR