El peso de las exportaciones en la actividad económica se sitúa en máximos históricos

Draghi le ahorra a España 10.000 millones en pago de intereses
15 septiembre, 2017
Solo el 4,5% de las empresas con menos de diez trabajadores vende a través de la web
15 septiembre, 2017
Ver todas las noticias >

La crisis económica internacional provocó un deterioro de los flujos comerciales con especial incidencia en 2009, cuando el comercio mundial se redujo en más de un 25% y en algunos países, como España, en más de un 30%.

Sin embargo, desde entonces, teniendo en cuenta el peso relativo de cada economía en el comercio mundial, España ha aumentado un 53% su cifra de exportaciones de bienes en relación al PIB, hasta representar el 21,6%.

Se trata del máximo histórico con el que además se iguala la media mundial, según detalla un estudio de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) publicado en su último número de Esenciales, una serie mensual de documentos divulgativos.

Los expertos señalan que, pese a esta rápida recuperación, España concentra sus relaciones comerciales en menos economías y en una proporción diferente a la que le correspondería por el peso económico de cada economía.

El grado de apertura corregido mundial para exportaciones en -el peso de las exportaciones de los países teniendo en cuenta su tamaño relativo en la economía mundial- alcanzó su punto álgido en 2008, con un 23,2%, pero cayó más de cuatro puntos con la gran recesión de 2009, hasta el 19%, detalla el informe. Desde entonces, se ha producido una cierta recuperación, pero no se ha vuelto a alcanzar el nivel de 2008.

"En España, el grado de apertura corregido para las exportaciones también sufrió una caída en 2009, hasta quedar en un nivel del 14,2%. Sin embargo, la recuperación ha sido mucho más rápida que en el conjunto mundial. En 2014 -último dato disponible-, el indicador corregido alcanzó el 21,6%, el valor más alto registrado, tras crecer un 53% desde 2009", señala el estudio.

"Esta evolución ha permitido igualar la media mundial del 21,8% y superar a países como Reino Unido, Estados Unidos y China. No obstante, aún se encuentra a gran distancia de los niveles de apertura en exportaciones de otros países de referencia como Alemania o Italia".

Si en exportaciones España está en la media mundial, el peso de las importaciones en el PIB se sitúa por encima de la media (25,8%, frente a 22,7%). También en este caso la recuperación ha sido sobresaliente desde 2009, cuando se descendió hasta el 19,6%.

La crisis económica internacional provocó un deterioro de los flujos comerciales con especial incidencia en 2009, cuando el comercio mundial se redujo en más de un 25% y en algunos países, como España, en más de un 30%.

Sin embargo, desde entonces, teniendo en cuenta el peso relativo de cada economía en el comercio mundial, España ha aumentado un 53% su cifra de exportaciones de bienes en relación al PIB, hasta representar el 21,6%.

Se trata del máximo histórico con el que además se iguala la media mundial, según detalla un estudio de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) publicado en su último número de Esenciales, una serie mensual de documentos divulgativos.

Los expertos señalan que, pese a esta rápida recuperación, España concentra sus relaciones comerciales en menos economías y en una proporción diferente a la que le correspondería por el peso económico de cada economía.

El grado de apertura corregido mundial para exportaciones en -el peso de las exportaciones de los países teniendo en cuenta su tamaño relativo en la economía mundial- alcanzó su punto álgido en 2008, con un 23,2%, pero cayó más de cuatro puntos con la gran recesión de 2009, hasta el 19%, detalla el informe. Desde entonces, se ha producido una cierta recuperación, pero no se ha vuelto a alcanzar el nivel de 2008.

"En España, el grado de apertura corregido para las exportaciones también sufrió una caída en 2009, hasta quedar en un nivel del 14,2%. Sin embargo, la recuperación ha sido mucho más rápida que en el conjunto mundial. En 2014 -último dato disponible-, el indicador corregido alcanzó el 21,6%, el valor más alto registrado, tras crecer un 53% desde 2009", señala el estudio.

"Esta evolución ha permitido igualar la media mundial del 21,8% y superar a países como Reino Unido, Estados Unidos y China. No obstante, aún se encuentra a gran distancia de los niveles de apertura en exportaciones de otros países de referencia como Alemania o Italia".

Si en exportaciones España está en la media mundial, el peso de las importaciones en el PIB se sitúa por encima de la media (25,8%, frente a 22,7%). También en este caso la recuperación ha sido sobresaliente desde 2009, cuando se descendió hasta el 19,6%.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR