Los recibos de las cuotas a la Seguridad Social de las empleadas de hogar suben un 20%

El abogado de la UE se pronuncia a favor del aplazamiento ilimitado de las vacaciones no disfrutadas
13 septiembre, 2017
La reforma de la Ley Hipotecaria, este mes
13 septiembre, 2017
Ver todas las noticias >

El descuento del 20% en las cuotas a la Seguridad Social de los empleados del hogar dejó de aplicarse en julio después de que el Gobierno no incluyera la prórroga de esta partida destinada a sufragar el 20% de los recibos en los Presupuestos Generales del Estado de 2017, con lo que las familias tienen que poner de su bolsillo este incremento desde el mes pasado.

El Régimen Especial de la Seguridad Social de los Empleados de Hogar está integrado en el Régimen General desde el 1 de enero de 2012. Una de las medidas que se pusieron en marcha en ese momento para animar a las familias a dar de alta por primera vez a los empleados de hogar en el Sistema Especial fue la reducción del 20% en las cuotas a la Seguridad Social.

Sin embargo, este incentivo ha dejado de serlo puesto que dicha reducción quedó sin efecto en julio después de que, de forma imprevista, el Gobierno no lo incluyese una prórroga expresa en la los Presupuestos Generales del Estado de 2017.

Esta reducción, vigente desde 2012, se ampliaba con una mención expresa en el proyecto de cuentas de cada ejercicio, pero al no hacer mención expresa a sufragar esta partida, la reducción dejó de aplicarse. Así, los empleadores han constatado ya en los cargos mensuales de la Seguridad Social un alza del 20% en las cuotas.

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social reconoce la situación y señala que "se están analizando distintas fórmulas" para que las ventajas se puedan mantener durante todo 2017, informa Efe. Una de las vías de solución es convertir esa reducción en bonificación e intentar que tenga efectos retroactivos.

La diferencia entre una reducción y una bonificación es que, en el primer caso es un porcentaje que la Seguridad Social deja de ingresar mientras que en el segundo algún organismo, habitualmente el Servicio Público de Empleo (SEPE, antiguo Inem), abona la diferencia y sí se ingresa.

La reducción que se amplía como bonificación hasta el 45% para familias numerosas sí se mantiene vigente. En 2017, el tipo de cotización por contingencias comunes del sistema especial de empleados del hogar es del 26,50% (22,10% a cargo del empleador y 4,40% a cargo del empleado), una cuantía que se incrementa en 0,90 puntos porcentuales cada año. Las cuotas del Régimen Especial para Empleadas de Hogar, en función del número de horas y salario pactado y de acuerdo con ocho tramos existentes, van desde los 44,5 euros a los 238 euros mensuales.

Las bases de cotización se determinan en función de la retribución percibida por la empleada de hogar y oscilan entre los 161,29 y los 826,44 euros mensuales, unas cifras que se actualizan anualmente en función del incremento del salario mínimo y que en 2019 no podrán ser inferiores a la base mínima del régimen general (ahora en 825,60 euros).

Pero, además, el próximo 1 de enero de 2019 dejará de aplicarse el Régimen Especial y el tipo de cotización y la distribución entre empleador y empleado serán las establecidas para el Régimen General.

El descuento del 20% en las cuotas a la Seguridad Social de los empleados del hogar dejó de aplicarse en julio después de que el Gobierno no incluyera la prórroga de esta partida destinada a sufragar el 20% de los recibos en los Presupuestos Generales del Estado de 2017, con lo que las familias tienen que poner de su bolsillo este incremento desde el mes pasado.

El Régimen Especial de la Seguridad Social de los Empleados de Hogar está integrado en el Régimen General desde el 1 de enero de 2012. Una de las medidas que se pusieron en marcha en ese momento para animar a las familias a dar de alta por primera vez a los empleados de hogar en el Sistema Especial fue la reducción del 20% en las cuotas a la Seguridad Social.

Sin embargo, este incentivo ha dejado de serlo puesto que dicha reducción quedó sin efecto en julio después de que, de forma imprevista, el Gobierno no lo incluyese una prórroga expresa en la los Presupuestos Generales del Estado de 2017.

Esta reducción, vigente desde 2012, se ampliaba con una mención expresa en el proyecto de cuentas de cada ejercicio, pero al no hacer mención expresa a sufragar esta partida, la reducción dejó de aplicarse. Así, los empleadores han constatado ya en los cargos mensuales de la Seguridad Social un alza del 20% en las cuotas.

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social reconoce la situación y señala que "se están analizando distintas fórmulas" para que las ventajas se puedan mantener durante todo 2017, informa Efe. Una de las vías de solución es convertir esa reducción en bonificación e intentar que tenga efectos retroactivos.

La diferencia entre una reducción y una bonificación es que, en el primer caso es un porcentaje que la Seguridad Social deja de ingresar mientras que en el segundo algún organismo, habitualmente el Servicio Público de Empleo (SEPE, antiguo Inem), abona la diferencia y sí se ingresa.

La reducción que se amplía como bonificación hasta el 45% para familias numerosas sí se mantiene vigente. En 2017, el tipo de cotización por contingencias comunes del sistema especial de empleados del hogar es del 26,50% (22,10% a cargo del empleador y 4,40% a cargo del empleado), una cuantía que se incrementa en 0,90 puntos porcentuales cada año. Las cuotas del Régimen Especial para Empleadas de Hogar, en función del número de horas y salario pactado y de acuerdo con ocho tramos existentes, van desde los 44,5 euros a los 238 euros mensuales.

Las bases de cotización se determinan en función de la retribución percibida por la empleada de hogar y oscilan entre los 161,29 y los 826,44 euros mensuales, unas cifras que se actualizan anualmente en función del incremento del salario mínimo y que en 2019 no podrán ser inferiores a la base mínima del régimen general (ahora en 825,60 euros).

Pero, además, el próximo 1 de enero de 2019 dejará de aplicarse el Régimen Especial y el tipo de cotización y la distribución entre empleador y empleado serán las establecidas para el Régimen General.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR