El Tesoro admite que será difícil bajar el Impuesto de Sociedades al 15% como prometió Trump

Índices y tipos de referencia aplicables para el cálculo del valor de mercado en la compensación por riesgo de tipo de interés de los préstamos hipotecarios
13 septiembre, 2017
El Constitucional deja en suspenso también la Hacienda Catalana
13 septiembre, 2017
Ver todas las noticias >

El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, reconoció hoy que la rebaja del impuesto de sociedades al 15 % prometido por el presidente Donald Trump dentro de su esperada reforma fiscal será difícil, pero reiteró el compromiso de que se reduzca "a un nivel competitivo". "Idealmente, el presidente quería bajarla al 15%. No sé si seremos capaces de lograr eso debido a temas presupuestarios. Pero vamos a reducirla a un nivel competitivo", dijo Mnuchin en una conferencia de inversores organizada por la cadena televisiva CNBC.

El impuesto que pagan las empresas en EEUU actualmente es del 35% y Trump ha insistido en que uno de los ejes de su reforma fiscal es reducirlo hasta el 15%. Los analistas consideran que el 15% es poco realista dada la necesidad de compensar las obligaciones presupuestarias, y han señalado que una cifra más práctica sería de entre el 20% y el 25%. Mnuchin remarcó que espera presentar la propuesta de reforma fiscal "en las próximas semanas" y que sea aprobada "antes de finales de año".

El plan, que fue bien recibido en un primer momento por los mercados, se ha ido retrasando de manera reiterada ante la dificultad para cerrar los detalles y ha empezado a sembrar dudas sobre su futuro. "Esto es un ejercicio de aprobar o suspender. Aprobar una reforma de impuestos, algo que no se ha hecho en 31 años, es una victoria", afirmó el secretario del Tesoro.

Esta noche Trump organiza una cena en la Casa Blanca con líderes del Congreso, tanto republicanos como conservadores, para tratar de lograr apoyo de cara a su plan de reforma fiscal, que ha calificado como el mayor desde el de la presidencia de Ronald Reagan en la década de 1980.

Trump, republicano, logró la pasada semana un acuerdo con los líderes de la oposición demócrata en el Congreso para elevar el techo de deuda y mantener los fondos para el Gobierno federal durante tres meses más, en contra de los deseos del liderazgo republicano en el Legislativo.

El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, reconoció hoy que la rebaja del impuesto de sociedades al 15 % prometido por el presidente Donald Trump dentro de su esperada reforma fiscal será difícil, pero reiteró el compromiso de que se reduzca "a un nivel competitivo". "Idealmente, el presidente quería bajarla al 15%. No sé si seremos capaces de lograr eso debido a temas presupuestarios. Pero vamos a reducirla a un nivel competitivo", dijo Mnuchin en una conferencia de inversores organizada por la cadena televisiva CNBC.

El impuesto que pagan las empresas en EEUU actualmente es del 35% y Trump ha insistido en que uno de los ejes de su reforma fiscal es reducirlo hasta el 15%. Los analistas consideran que el 15% es poco realista dada la necesidad de compensar las obligaciones presupuestarias, y han señalado que una cifra más práctica sería de entre el 20% y el 25%. Mnuchin remarcó que espera presentar la propuesta de reforma fiscal "en las próximas semanas" y que sea aprobada "antes de finales de año".

El plan, que fue bien recibido en un primer momento por los mercados, se ha ido retrasando de manera reiterada ante la dificultad para cerrar los detalles y ha empezado a sembrar dudas sobre su futuro. "Esto es un ejercicio de aprobar o suspender. Aprobar una reforma de impuestos, algo que no se ha hecho en 31 años, es una victoria", afirmó el secretario del Tesoro.

Esta noche Trump organiza una cena en la Casa Blanca con líderes del Congreso, tanto republicanos como conservadores, para tratar de lograr apoyo de cara a su plan de reforma fiscal, que ha calificado como el mayor desde el de la presidencia de Ronald Reagan en la década de 1980.

Trump, republicano, logró la pasada semana un acuerdo con los líderes de la oposición demócrata en el Congreso para elevar el techo de deuda y mantener los fondos para el Gobierno federal durante tres meses más, en contra de los deseos del liderazgo republicano en el Legislativo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR