El Constitucional suspende la ley del referéndum y apercibe a un millar de cargos públicos
8 septiembre, 2017
Plan para que los gigantes digitales paguen más impuestos
9 septiembre, 2017
Ver todas las noticias >

La economía española ha dejado atrás esa marcheta a trompicones y circula a velocidad de crucero. La recaudación avanza al mayor ritmo en la década, según los datos difundidos el pasado viernes por la Agencia Tributaria. La renovada energía de la actividad económica surte de incesantes fondos a las arcas públicas, que están comenzando a olvidar las épocas de telarañas.

Las bases imponibles, el dinero sujeto al pago de impuestos, crecieron en la primera mitad del año un 5,5%. Es la mayor tasa desde 2006, cuando nadie imaginaba la dimensión de la profunda crisis que se cernió sobre España.

La Agencia Tributaria explica que esta viveza se debe a que "en el primer semestre las rentas brutas de los hogares crecieron un 3,6%. Esta tasa es algo superior al ritmo medio de crecimiento de los dos últimos años".

Este incremento se justifica por la buena marcha del mercado laboral, cada vez hay más personas trabajando, aunque sea con salarios bajos, y, sobre todo, por el mayor número de pensionistas. Los nuevos jubilados tienen prestaciones más altas que los que causan baja.

Hacienda recuerda también la mejora de las ganancias patrimoniales, por los fondos de inversión, y de las rentas de las empresas personales, los ingresos de los autónomos.

La economía española ha dejado atrás esa marcheta a trompicones y circula a velocidad de crucero. La recaudación avanza al mayor ritmo en la década, según los datos difundidos el pasado viernes por la Agencia Tributaria. La renovada energía de la actividad económica surte de incesantes fondos a las arcas públicas, que están comenzando a olvidar las épocas de telarañas.

Las bases imponibles, el dinero sujeto al pago de impuestos, crecieron en la primera mitad del año un 5,5%. Es la mayor tasa desde 2006, cuando nadie imaginaba la dimensión de la profunda crisis que se cernió sobre España.

La Agencia Tributaria explica que esta viveza se debe a que "en el primer semestre las rentas brutas de los hogares crecieron un 3,6%. Esta tasa es algo superior al ritmo medio de crecimiento de los dos últimos años".

Este incremento se justifica por la buena marcha del mercado laboral, cada vez hay más personas trabajando, aunque sea con salarios bajos, y, sobre todo, por el mayor número de pensionistas. Los nuevos jubilados tienen prestaciones más altas que los que causan baja.

Hacienda recuerda también la mejora de las ganancias patrimoniales, por los fondos de inversión, y de las rentas de las empresas personales, los ingresos de los autónomos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR