España lidera en la UE el empleo temporal no deseado

Cae un 16% la formación de empresas a sus plantillas
4 septiembre, 2017
Se dispara el fraude en reservas de avión y hotel
4 septiembre, 2017
Ver todas las noticias >

España siempre ha destacado en la Unión Europea por la alta temporalidad del empleo. Y también despunta por ser el país donde más se trabaja con un contrato eventual no por voluntad, sino porque no se ha podido encontrar un contrato indefinido: el 91,4% de los casi cuatro millones de trabajadores se encontraba en esta situación en 2016, según el servicio estadístico de Eurostat. Solo Chipre tiene un porcentaje más alto, el 92,2%, otro de los Estados que ha sufrido con saña la dureza de la crisis financiera.

Un empleo a jornada completa e indefinido. En bastantes lugares ese sigue siendo el anhelo de quienes trabajan a tiempo parcial y temporalmente. Y lo es principalmente en España, donde la mayoría de que quienes tienen una ocupación de estas características quiere otra más estable y por más horas. Al fin y al cabo, el sueldo es más alto a jornada completa.

Entre los que trabajan a media jornada, el 62% preferiría completarla; y entre quienes tienen un contrato con fecha de caducidad, el 91,4% se decantaría por uno de duración indefinida. Como Laura Martínez, de 26 años, que pese a haber acabado psicología y dominar el inglés trabaja de teleoperadora para un proveedor de Vodafone. “Está claro que me gustaría tener una estabilidad superior a los dos meses, el tiempo que dura mi contrato actual”, admite. Por descontado, en una ocupación que tuviese más relación con sus estudios.

España siempre ha destacado en la Unión Europea por la alta temporalidad del empleo. Y también despunta por ser el país donde más se trabaja con un contrato eventual no por voluntad, sino porque no se ha podido encontrar un contrato indefinido: el 91,4% de los casi cuatro millones de trabajadores se encontraba en esta situación en 2016, según el servicio estadístico de Eurostat. Solo Chipre tiene un porcentaje más alto, el 92,2%, otro de los Estados que ha sufrido con saña la dureza de la crisis financiera.

Un empleo a jornada completa e indefinido. En bastantes lugares ese sigue siendo el anhelo de quienes trabajan a tiempo parcial y temporalmente. Y lo es principalmente en España, donde la mayoría de que quienes tienen una ocupación de estas características quiere otra más estable y por más horas. Al fin y al cabo, el sueldo es más alto a jornada completa.

Entre los que trabajan a media jornada, el 62% preferiría completarla; y entre quienes tienen un contrato con fecha de caducidad, el 91,4% se decantaría por uno de duración indefinida. Como Laura Martínez, de 26 años, que pese a haber acabado psicología y dominar el inglés trabaja de teleoperadora para un proveedor de Vodafone. “Está claro que me gustaría tener una estabilidad superior a los dos meses, el tiempo que dura mi contrato actual”, admite. Por descontado, en una ocupación que tuviese más relación con sus estudios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR