Podemos pide eliminar la figura del becario extracurricular

Las Comunidades Autónomas cumplirán con el déficit
20 julio, 2017
Reino Unido elevará a 68 años la edad para jubilarse
20 julio, 2017
Ver todas las noticias >

El grupo parlamentario de Unidos Podemos ha registrado este martes en el Congreso una proposición de ley en la que obliga a las empresas a pagar a los becarios el Salario Mínimo Interprofesional vigente (en este momento, 707,7 euros al mes), calculado en proporción al número de horas dedicadas. Además, la compañía deberá costear el transporte y la manutención de los estudiantes, en las mismas condiciones que tengan establecidas los trabajadores.

La formación morada, junto al Consejo de la Juventud y Oficina Precaria, pretende con esta iniciativa que se apruebe un Estatuto del Becario con el que asegurar "unos mínimos derechos" para los estudiantes. La remuneración es una de las grandes novedades de esta iniciativa de la formación morada que pretende regular la figura de los becarios, puesto que hasta ahora la aportación económica dependía de la voluntad de la empresa. "El estudiante en prácticas tiene derecho a percibir, en los casos en que así se estipule, la aportación económica de la entidad colaboradora, en concepto de bolsa o ayuda al estudio", señala el real decreto 592/2014 actualmente en vigor, elaborado por el exministro de Educación José Ignacio Wert.

El Tribunal Supremo determinó en mayo de 2013 la obligación de dar de alta en la Seguridad Social a todos los becarios que percibieran algún tipo de prestación económica. Según datos de la Tesorería, en mayo había un total de 79.487 becarios dados de alta. Esta es la única cifra oficial existente sobre los becarios en España, en la que no están incluidos aquellos que realizan las prácticas de manera gratuita. "La Comisión Europea aseguró en un informe que el 61% de los becarios no recibían remuneración por lo que, según nuestros cálculos, la cifra superaría los 150.000", explica Víctor Reloba, vicepresidente del Consejo de la Juventud de España.

La obligatoriedad de remunerar las prácticas ha sido uno de los caballos de batalla de los estudiantes durante años, donde destacaron colectivos como Juventud Sin Futuro u Oficina Precaria. Eduardo Robaina, estudiante de periodismo, lanzó el año pasado la campaña #GratisNoTrabajo en Change.org con el objetivo de que la facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense eliminara las ofertas de prácticas sin remuneración. La iniciativa superó las 80.000 adhesiones.

El grupo parlamentario de Unidos Podemos ha registrado este martes en el Congreso una proposición de ley en la que obliga a las empresas a pagar a los becarios el Salario Mínimo Interprofesional vigente (en este momento, 707,7 euros al mes), calculado en proporción al número de horas dedicadas. Además, la compañía deberá costear el transporte y la manutención de los estudiantes, en las mismas condiciones que tengan establecidas los trabajadores.

La formación morada, junto al Consejo de la Juventud y Oficina Precaria, pretende con esta iniciativa que se apruebe un Estatuto del Becario con el que asegurar "unos mínimos derechos" para los estudiantes. La remuneración es una de las grandes novedades de esta iniciativa de la formación morada que pretende regular la figura de los becarios, puesto que hasta ahora la aportación económica dependía de la voluntad de la empresa. "El estudiante en prácticas tiene derecho a percibir, en los casos en que así se estipule, la aportación económica de la entidad colaboradora, en concepto de bolsa o ayuda al estudio", señala el real decreto 592/2014 actualmente en vigor, elaborado por el exministro de Educación José Ignacio Wert.

El Tribunal Supremo determinó en mayo de 2013 la obligación de dar de alta en la Seguridad Social a todos los becarios que percibieran algún tipo de prestación económica. Según datos de la Tesorería, en mayo había un total de 79.487 becarios dados de alta. Esta es la única cifra oficial existente sobre los becarios en España, en la que no están incluidos aquellos que realizan las prácticas de manera gratuita. "La Comisión Europea aseguró en un informe que el 61% de los becarios no recibían remuneración por lo que, según nuestros cálculos, la cifra superaría los 150.000", explica Víctor Reloba, vicepresidente del Consejo de la Juventud de España.

La obligatoriedad de remunerar las prácticas ha sido uno de los caballos de batalla de los estudiantes durante años, donde destacaron colectivos como Juventud Sin Futuro u Oficina Precaria. Eduardo Robaina, estudiante de periodismo, lanzó el año pasado la campaña #GratisNoTrabajo en Change.org con el objetivo de que la facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense eliminara las ofertas de prácticas sin remuneración. La iniciativa superó las 80.000 adhesiones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR