El TSJM da la razón a una particular al declarar exenta de tributar por IRPF la prestación por maternidad
19 julio, 2017
Cataluña debe al Estado 50.627 millones, el 67% de su pasivo
19 julio, 2017
Ver todas las noticias >

Mantener el sistema de revalorización de las pensiones tal y como está y limitar las subidas anuales al 0,25%, independientemente de la evolución de los precios y de la situación económica del país, retrasar la edad de jubilación y empezar a mirar planes de pensión privados. Ésta es la apuesta del Fondo Monetario Internacional (FMI) para garantizar la viabilidad futura del sistema de pensiones en España, de acuerdo con el avance del informe sobre el país que presentó ayer en Madrid bajo el título de Artículo IV.

El organismo dirigido por Christine Lagarde rechaza así que las subidas se vinculen a la inflación, tal y como plantean partidos como PSOE y Podemos, y promueve que sigan vinculadas al índice de revalorización que introdujo la reforma de 2013. En la práctica, esto supondría una reducción en la cuantía de las prestaciones en términos reales, por eso el FMI cree que es recomendable contemplar "un paquete de medidas que incentiven una vida laboral más larga y fomenten el ahorro complementario".

Es decir, que se completen las pensiones con planes privados y se eleve la edad de jubilación. Respecto a esto último, el Fondo recomienda tener en cuenta la esperanza de vida y automatizar la relación entre ambas a la manera en que se ha hecho ya en otros países. Aunque las pensiones centraron ayer buena parte de la presentación de los representantes de la institución, sus conclusiones también recogen la revisión de la previsión de crecimiento para España para este año, que ha pasado al 3,1% del Producto Interior Bruto (PIB) desde el 2,6% anterior.

El FMI destaca los esfuerzos realizados por el país para consolidar la recuperación, pero advierte al Ejecutivo de Mariano Rajoy de que aún quedan retos pendientes y de que no puede detenerse en las reformas. "De no continuar realizándose avances decididos en materia de reformas estructurales y reconstitución de las reservas fiscales, la economía seguiría siendo vulnerable a turbulencias", señala como introducción a las tareas pendientes. Entre ellas anotó rebajar el déficit y la deuda pública mediante la revisión de los gastos y el aumento de impuestos como el IVA o las tasas medioambientales.

También dedica un apartado al mercado laboral, donde aconseja implementar medidas para recortar la tasa de paro -especialmente entre los más jóvenes-, fomentar la competitividad y reducir la dualidad en una apuesta clara por el contrato único. No descarta una subida de los salarios, tal y como pidió recientemente el Gobierno, aunque cree que debe ser acorde al aumento de la productividad y sin menoscabar la competitividad del país.

Mantener el sistema de revalorización de las pensiones tal y como está y limitar las subidas anuales al 0,25%, independientemente de la evolución de los precios y de la situación económica del país, retrasar la edad de jubilación y empezar a mirar planes de pensión privados. Ésta es la apuesta del Fondo Monetario Internacional (FMI) para garantizar la viabilidad futura del sistema de pensiones en España, de acuerdo con el avance del informe sobre el país que presentó ayer en Madrid bajo el título de Artículo IV.

El organismo dirigido por Christine Lagarde rechaza así que las subidas se vinculen a la inflación, tal y como plantean partidos como PSOE y Podemos, y promueve que sigan vinculadas al índice de revalorización que introdujo la reforma de 2013. En la práctica, esto supondría una reducción en la cuantía de las prestaciones en términos reales, por eso el FMI cree que es recomendable contemplar "un paquete de medidas que incentiven una vida laboral más larga y fomenten el ahorro complementario".

Es decir, que se completen las pensiones con planes privados y se eleve la edad de jubilación. Respecto a esto último, el Fondo recomienda tener en cuenta la esperanza de vida y automatizar la relación entre ambas a la manera en que se ha hecho ya en otros países. Aunque las pensiones centraron ayer buena parte de la presentación de los representantes de la institución, sus conclusiones también recogen la revisión de la previsión de crecimiento para España para este año, que ha pasado al 3,1% del Producto Interior Bruto (PIB) desde el 2,6% anterior.

El FMI destaca los esfuerzos realizados por el país para consolidar la recuperación, pero advierte al Ejecutivo de Mariano Rajoy de que aún quedan retos pendientes y de que no puede detenerse en las reformas. "De no continuar realizándose avances decididos en materia de reformas estructurales y reconstitución de las reservas fiscales, la economía seguiría siendo vulnerable a turbulencias", señala como introducción a las tareas pendientes. Entre ellas anotó rebajar el déficit y la deuda pública mediante la revisión de los gastos y el aumento de impuestos como el IVA o las tasas medioambientales.

También dedica un apartado al mercado laboral, donde aconseja implementar medidas para recortar la tasa de paro -especialmente entre los más jóvenes-, fomentar la competitividad y reducir la dualidad en una apuesta clara por el contrato único. No descarta una subida de los salarios, tal y como pidió recientemente el Gobierno, aunque cree que debe ser acorde al aumento de la productividad y sin menoscabar la competitividad del país.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR