El BCE supera los 100.000 millones de euros en compras de deuda corporativa

“Cambiar de hipoteca variable a fija será casi gratis”
18 Julio, 2017
El juez reclama al FROB toda la documentación que se usó para liquidar Popular
18 Julio, 2017
Ver todas las noticias >

Nuevo hito para el programa de compras de deuda corporativa del Banco Central Europeo. Según los últimos registros publicados, la institución presidida por Mario Draghi ha superado los 100.000 millones de euros en su programa más joven: el de la adquisición de deuda corporativa (CSPP).

Este plan, anunciado en marzo del pasado año y puesto en marcha de forma efectiva en junio, ha comprado deuda colocada por diferentes empresas de la zona euro. A pesar de no anunciar un volumen mensual efectivo se enmarca dentro de los 60.000 millones de euros en deuda de todas las clases que adquiere mensualmente el organismo-, la media mensual de las compras de deuda corporativa del BCE se ha situado en los 7.500 millones de euros.

En los últimos meses, sin embargo, el organismo ha encontrado serias dificultades a la hora de mantener el ritmo de las compras, una desaceleración que no le ha impedido superar esta simbólica cifra y situarse en los 100.338 millones de euros. "Es una prueba de que el BCE se está quedando sin deuda que comprar, por lo que la llegada de la retirada de estímulos debería estar cerca", señala un banquero de inversión.

Las compras del programa CSPP son realizadas en representación del Eurosistema a través de los bancos centrales de España, Italia, Francia, Alemania, Bélgica y Finlandia siempre que los bonos adquiridos cuenten con una calificación crediticia dentro del grado de inversión y que su horizonte de vencimiento se sitúe entre los seis meses y los 31 años.

Según las condiciones del programa, los bancos centrales de cada región podrán adquirir un máximo del 70% de cada emisión colocada. Los títulos se podrán adquirir tanto en el mercado primario, si no pertenecen a empresas públicas, como en el secundario, en el que si se podrán comprar activos procedentes de entidades participadas por los Estados de la zona euro. El programa de bonos corporativos no incluye emisiones bancarias, aunque sí permite la compra de deuda emitida por aseguradoras.

En el camino, este programa ha conseguido alcanzar su objetivo de abaratar los costes de financiación de las empresas de la zona euro. Según los datos recogidos por Bloomberg, el coste de emitir deuda en el mercado de capitales se ha reducido en un 38% desde el arranque del programa de compras de deuda corporativa.

En España son muchas las empresas que han logrado beneficiarse de forma directa a través de la compra de deuda, por parte del BCE, de una o varias de sus colocaciones: Telefónica, Gas Natural, Iberdrola, Red Eléctrica, Repsol, DIA, Redexis, Amadeus, Enagás, Merlin Properties, Madrileña Red de Gas, Cellnex, Mapfre, Abertis, Ferrovial, conforman esta lista.

Nuevo hito para el programa de compras de deuda corporativa del Banco Central Europeo. Según los últimos registros publicados, la institución presidida por Mario Draghi ha superado los 100.000 millones de euros en su programa más joven: el de la adquisición de deuda corporativa (CSPP).

Este plan, anunciado en marzo del pasado año y puesto en marcha de forma efectiva en junio, ha comprado deuda colocada por diferentes empresas de la zona euro. A pesar de no anunciar un volumen mensual efectivo se enmarca dentro de los 60.000 millones de euros en deuda de todas las clases que adquiere mensualmente el organismo-, la media mensual de las compras de deuda corporativa del BCE se ha situado en los 7.500 millones de euros.

En los últimos meses, sin embargo, el organismo ha encontrado serias dificultades a la hora de mantener el ritmo de las compras, una desaceleración que no le ha impedido superar esta simbólica cifra y situarse en los 100.338 millones de euros. "Es una prueba de que el BCE se está quedando sin deuda que comprar, por lo que la llegada de la retirada de estímulos debería estar cerca", señala un banquero de inversión.

Las compras del programa CSPP son realizadas en representación del Eurosistema a través de los bancos centrales de España, Italia, Francia, Alemania, Bélgica y Finlandia siempre que los bonos adquiridos cuenten con una calificación crediticia dentro del grado de inversión y que su horizonte de vencimiento se sitúe entre los seis meses y los 31 años.

Según las condiciones del programa, los bancos centrales de cada región podrán adquirir un máximo del 70% de cada emisión colocada. Los títulos se podrán adquirir tanto en el mercado primario, si no pertenecen a empresas públicas, como en el secundario, en el que si se podrán comprar activos procedentes de entidades participadas por los Estados de la zona euro. El programa de bonos corporativos no incluye emisiones bancarias, aunque sí permite la compra de deuda emitida por aseguradoras.

En el camino, este programa ha conseguido alcanzar su objetivo de abaratar los costes de financiación de las empresas de la zona euro. Según los datos recogidos por Bloomberg, el coste de emitir deuda en el mercado de capitales se ha reducido en un 38% desde el arranque del programa de compras de deuda corporativa.

En España son muchas las empresas que han logrado beneficiarse de forma directa a través de la compra de deuda, por parte del BCE, de una o varias de sus colocaciones: Telefónica, Gas Natural, Iberdrola, Red Eléctrica, Repsol, DIA, Redexis, Amadeus, Enagás, Merlin Properties, Madrileña Red de Gas, Cellnex, Mapfre, Abertis, Ferrovial, conforman esta lista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR