El Gobierno prevé crear 189.000 empleos con el Plan de Inversión en Carreteras

Euro
15 Julio, 2017
El Supremo dicta su primera sentencia con el nuevo recurso de casación
15 Julio, 2017
Ver todas las noticias >

El Gobierno ha lanzado este viernes el Plan de Inversión en Carreteras (PIC), con el que prevé que se movilicen 5.000 millones de euros en inversiones y se generen 189.200 puestos de trabajo entre la fase de inversión y el posterior mantenimiento.

La idea del Gobierno es que hasta 2021 se construyan o renueven 2.000 kilómetros de carreteras a través de una colaboración público-privada, mediante el pago por disponibilidad, en el que la Administración retribuye anualmente a las compañías que construyan.

Pasado el verano se detallarán las infraestructuras sobre las que se actuará. Estos proyectos se adjudicarán mediante contratos de concesión, por los que las constructoras adelantarán, con apoyo del Banco Europeo de Inversiones (BEI), la inversión necesaria para acometer la obra que, una vez puesta en servicio, se encargarán además de mantener durante treinta años.

Las empresas recuperarán su inversión cuando la carretera esté en explotación. A partir de entonces, recibirán un pago anual del Estado por cada año de mantenimiento. De esta forma, quedan libres de peaje para los usuarios finales.

Con esta planificación, se podrán realizar actuaciones “absolutamente imprescindibles” sin comprometer el gasto del Gobierno y sin desviarse de la senda del cumplimiento del déficit, dijo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la presentación del plan. De hecho, podría financiarse con fondos europeos del Plan Juncker.

“Los 5.000 millones son un esfuerzo que multiplica por seis la capacidad de gasto que nos permite el Presupuesto”, analizó Rajoy. “Hemos logrado salir de la crisis, ahora que estamos a la cabeza de crecimiento y creación de empleo hay que dar un nuevo impulso a las infraestructuras necesarias para nuestro país”, argumentó.

El plan contempla cuatro grandes campos de actuación: completar los ejes de la red de transporte europea; eliminar los cuellos de botella existentes; mejorar y adaptar las autovías en materia de siniestralidad, niveles de ruido y de emisiones de CO2; y asegurar la conservación durante treinta años.

Entrando en detalles en el tema del empleo, en un “sector estratégico para la economía española”, en la fase de inversiones se crearán 48.000 empleos directos, además de 30.000 indirectos y 72.000 inducidos. A ellos se sumarán 12.000 directos, 8.000 indirectos y 19.200 inducidos en la fase de mantenimiento. En total, los 189.200 empleos adelantados por Rajoy.

El Gobierno ha lanzado este viernes el Plan de Inversión en Carreteras (PIC), con el que prevé que se movilicen 5.000 millones de euros en inversiones y se generen 189.200 puestos de trabajo entre la fase de inversión y el posterior mantenimiento.

La idea del Gobierno es que hasta 2021 se construyan o renueven 2.000 kilómetros de carreteras a través de una colaboración público-privada, mediante el pago por disponibilidad, en el que la Administración retribuye anualmente a las compañías que construyan.

Pasado el verano se detallarán las infraestructuras sobre las que se actuará. Estos proyectos se adjudicarán mediante contratos de concesión, por los que las constructoras adelantarán, con apoyo del Banco Europeo de Inversiones (BEI), la inversión necesaria para acometer la obra que, una vez puesta en servicio, se encargarán además de mantener durante treinta años.

Las empresas recuperarán su inversión cuando la carretera esté en explotación. A partir de entonces, recibirán un pago anual del Estado por cada año de mantenimiento. De esta forma, quedan libres de peaje para los usuarios finales.

Con esta planificación, se podrán realizar actuaciones “absolutamente imprescindibles” sin comprometer el gasto del Gobierno y sin desviarse de la senda del cumplimiento del déficit, dijo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la presentación del plan. De hecho, podría financiarse con fondos europeos del Plan Juncker.

“Los 5.000 millones son un esfuerzo que multiplica por seis la capacidad de gasto que nos permite el Presupuesto”, analizó Rajoy. “Hemos logrado salir de la crisis, ahora que estamos a la cabeza de crecimiento y creación de empleo hay que dar un nuevo impulso a las infraestructuras necesarias para nuestro país”, argumentó.

El plan contempla cuatro grandes campos de actuación: completar los ejes de la red de transporte europea; eliminar los cuellos de botella existentes; mejorar y adaptar las autovías en materia de siniestralidad, niveles de ruido y de emisiones de CO2; y asegurar la conservación durante treinta años.

Entrando en detalles en el tema del empleo, en un “sector estratégico para la economía española”, en la fase de inversiones se crearán 48.000 empleos directos, además de 30.000 indirectos y 72.000 inducidos. A ellos se sumarán 12.000 directos, 8.000 indirectos y 19.200 inducidos en la fase de mantenimiento. En total, los 189.200 empleos adelantados por Rajoy.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR