Plan de 5.000 millones para relanzar la obra pública

Unas quincenas de bufetes se involucran en los litigios por el fin de Banco Popular
12 julio, 2017
Euro
13 julio, 2017
Ver todas las noticias >

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presentará este viernes, 14 de julio, el plan de inversión en carreteras con colaboración del capital privado que el Ministerio de Fomento anunció el pasado mes de abril. El plan abarcará obras de construcción de infraestructuras viarias que supondrán una inversión total de unos 5.000 millones de euros, según fuentes del sector.

Su objetivo es recabar inversión de las empresas constructoras para acometer estas obras de carreteras ante la restricción de inversión pública en este tipo de proyectos que impone el objetivo de déficit. No obstante, el plan será sólo el primer eslabón de un programa de inversión en colaboración con la iniciativa privada más ambicioso, que abarcará un programa para ejecutar obras ferroviarias de Alta Velocidad y otro más para acometer infraestructuras de agua, que se presentarán más adelante.

Entre los proyectos ferroviarios que se sopesan acometer con capital privado figuran algunas obras del Corredor Mediterráneo y de la 'Y' vasca, o del AVE a Murcia. Por el momento, el jefe del Ejecutivo lanza este viernes el Plan de Inversión en Carreteras (PIC), que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ya anunció el pasado mes de abril, al presentar el Presupuesto de su Departamento para 2017.

De la Serna avanzó entonces su disposición a trabajar con el sector de la construcción con el fin de que adelante inversión para acometer obras de carreteras, dado que es la partida de inversión de su Ministerio que resultó más afectada por los ajustes.

"Estamos trabajando con las asociaciones de constructoras para encontrar instrumentos de financiación y colaboración entre la inversión pública y la privada con el fin de lograr un desahogo en la inversión en infraestructuras", desveló el ministro el pasado 4 de abril. "El Presupuesto de Fomento de 2017 cuenta con partidas para acometer las obras de AVE en marcha, pero las de carreteras están marcadas por el ajuste del Presupuesto", explicó.

Al recurrir a la inversión de las constructoras, Fomento persigue un doble objetivo. Por un lado, busca recursos para acometer nuevas obras de autovías y, por otro, liberar fondos públicos para atender a las cada vez mayores necesidades de inversión en mantenimiento que presenta la red viaria.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presentará este viernes, 14 de julio, el plan de inversión en carreteras con colaboración del capital privado que el Ministerio de Fomento anunció el pasado mes de abril. El plan abarcará obras de construcción de infraestructuras viarias que supondrán una inversión total de unos 5.000 millones de euros, según fuentes del sector.

Su objetivo es recabar inversión de las empresas constructoras para acometer estas obras de carreteras ante la restricción de inversión pública en este tipo de proyectos que impone el objetivo de déficit. No obstante, el plan será sólo el primer eslabón de un programa de inversión en colaboración con la iniciativa privada más ambicioso, que abarcará un programa para ejecutar obras ferroviarias de Alta Velocidad y otro más para acometer infraestructuras de agua, que se presentarán más adelante.

Entre los proyectos ferroviarios que se sopesan acometer con capital privado figuran algunas obras del Corredor Mediterráneo y de la 'Y' vasca, o del AVE a Murcia. Por el momento, el jefe del Ejecutivo lanza este viernes el Plan de Inversión en Carreteras (PIC), que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ya anunció el pasado mes de abril, al presentar el Presupuesto de su Departamento para 2017.

De la Serna avanzó entonces su disposición a trabajar con el sector de la construcción con el fin de que adelante inversión para acometer obras de carreteras, dado que es la partida de inversión de su Ministerio que resultó más afectada por los ajustes.

"Estamos trabajando con las asociaciones de constructoras para encontrar instrumentos de financiación y colaboración entre la inversión pública y la privada con el fin de lograr un desahogo en la inversión en infraestructuras", desveló el ministro el pasado 4 de abril. "El Presupuesto de Fomento de 2017 cuenta con partidas para acometer las obras de AVE en marcha, pero las de carreteras están marcadas por el ajuste del Presupuesto", explicó.

Al recurrir a la inversión de las constructoras, Fomento persigue un doble objetivo. Por un lado, busca recursos para acometer nuevas obras de autovías y, por otro, liberar fondos públicos para atender a las cada vez mayores necesidades de inversión en mantenimiento que presenta la red viaria.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR