May anuncia nuevas inversiones españolas en Reino Unido

Unas quincenas de bufetes se involucran en los litigios por el fin de Banco Popular
12 Julio, 2017
Euro
13 Julio, 2017
Ver todas las noticias >

La primera jornada de la visita oficial de los Reyes de España a Reino Unido estará marcada por un intento por impulsar más las relaciones económicas y empresariales entre los dos países, con un encuentro entre representantes de las principales compañías españolas y miembros del Gobierno británico.

Además, está previsto que se anuncien algunas nuevas inversiones españolas en Reino Unido. Por ejemplo, CAF detallará sus planes para invertir 30 millones de libras (34 millones de euros) en una fábrica en Newport (Gales) para construir tranvías y trenes. Esta instalación, que dará empleo a 300 personas, podría facilitar a la empresa vasca su participación en las licitaciones para suministrar vehículos a la nueva línea del AVE británico.

Sacyr, por su parte, va a establecer una nueva oficina en Londres, desde la que podría pujar por obtener contratos para construir proyectos de infraestructura, como el citado AVE.

En el sector siderúrgico, Gonvarri va a desvelar un proyecto para invertir 26 millones de libras en una nueva planta en Oldbury. Mientras, la empresa de clínicas de fertilidad IVI va a expandir sus centros por el país; mientras que Aena confirmará la segunda fase de la ampliación del aeropuerto de Luton, proyecto con un presupuesto total de unos 100 millones de libras.

Otras compañías españolas con inversiones en Reino Unido son Telefónica, Iberdrola, Santander, Ferrovial, IAG y Sabadell. En total, se estima que los grupos hispanos tienen activos por unos 60.000 millones de euros en el mercado británico.

"La enorme inversión española en Reino Unido demuestra la continua confianza de España en la fortaleza de la economía británica, y demuestra que podemos mantener y mantendremos la relación más cercana posible", asegura la primera ministra Theresa May en un comunicado difundido hoy por Downing Street anunciando los nuevos planes de las firmas españolas.

En opinión de la líder conservadora, "la visita de Estado de esta semana es una oportunidad para celebrar los lazos históricos entre nuestros países y nuestros ciudadanos. Somos firmes amigos, y espero seguir viendo como esta alianza se fortalece en los próximos años".

Los máximos ejecutivos de las empresas españolas con intereses en Reino Unido prevén mantener hoy un desayuno de trabajo con Liam Fox, el ministro de Comercio que entre sus misiones tiene buscar nuevos acuerdos comerciales para Reino Unido tras el Brexit (salida de la UE). Según Fox, "en los últimos doce meses, el Ministerio ha ayudado a asegurar más inversiones directas extranjeras que nunca, además de apoyar a miles de negocios británicos en sus exportaciones", indica Fox.

Pese a estas palabras positivas del ministro, las compañías españolas están preocupadas por varios posibles efectos del Brexit. Además de que sus inversiones en el país han perdido valor por la depreciación de la libra, grupos como Santander e Iberdrola están pendientes del posible impacto del divorcio europeo en la economía doméstica británica, que podría dañar sus negocios. Otro factor importante para los negocios españoles es el mantenimiento de la libertad para que sus empleados puedan moverse con libertad desde otros países hacia Reino Unido. La última cuestión es la apertura del mercado para las exportaciones españolas.

La primera jornada de la visita oficial de los Reyes de España a Reino Unido estará marcada por un intento por impulsar más las relaciones económicas y empresariales entre los dos países, con un encuentro entre representantes de las principales compañías españolas y miembros del Gobierno británico.

Además, está previsto que se anuncien algunas nuevas inversiones españolas en Reino Unido. Por ejemplo, CAF detallará sus planes para invertir 30 millones de libras (34 millones de euros) en una fábrica en Newport (Gales) para construir tranvías y trenes. Esta instalación, que dará empleo a 300 personas, podría facilitar a la empresa vasca su participación en las licitaciones para suministrar vehículos a la nueva línea del AVE británico.

Sacyr, por su parte, va a establecer una nueva oficina en Londres, desde la que podría pujar por obtener contratos para construir proyectos de infraestructura, como el citado AVE.

En el sector siderúrgico, Gonvarri va a desvelar un proyecto para invertir 26 millones de libras en una nueva planta en Oldbury. Mientras, la empresa de clínicas de fertilidad IVI va a expandir sus centros por el país; mientras que Aena confirmará la segunda fase de la ampliación del aeropuerto de Luton, proyecto con un presupuesto total de unos 100 millones de libras.

Otras compañías españolas con inversiones en Reino Unido son Telefónica, Iberdrola, Santander, Ferrovial, IAG y Sabadell. En total, se estima que los grupos hispanos tienen activos por unos 60.000 millones de euros en el mercado británico.

"La enorme inversión española en Reino Unido demuestra la continua confianza de España en la fortaleza de la economía británica, y demuestra que podemos mantener y mantendremos la relación más cercana posible", asegura la primera ministra Theresa May en un comunicado difundido hoy por Downing Street anunciando los nuevos planes de las firmas españolas.

En opinión de la líder conservadora, "la visita de Estado de esta semana es una oportunidad para celebrar los lazos históricos entre nuestros países y nuestros ciudadanos. Somos firmes amigos, y espero seguir viendo como esta alianza se fortalece en los próximos años".

Los máximos ejecutivos de las empresas españolas con intereses en Reino Unido prevén mantener hoy un desayuno de trabajo con Liam Fox, el ministro de Comercio que entre sus misiones tiene buscar nuevos acuerdos comerciales para Reino Unido tras el Brexit (salida de la UE). Según Fox, "en los últimos doce meses, el Ministerio ha ayudado a asegurar más inversiones directas extranjeras que nunca, además de apoyar a miles de negocios británicos en sus exportaciones", indica Fox.

Pese a estas palabras positivas del ministro, las compañías españolas están preocupadas por varios posibles efectos del Brexit. Además de que sus inversiones en el país han perdido valor por la depreciación de la libra, grupos como Santander e Iberdrola están pendientes del posible impacto del divorcio europeo en la economía doméstica británica, que podría dañar sus negocios. Otro factor importante para los negocios españoles es el mantenimiento de la libertad para que sus empleados puedan moverse con libertad desde otros países hacia Reino Unido. La última cuestión es la apertura del mercado para las exportaciones españolas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR