El FROB europeo no hará público el informe de Deloitte sobre Popular

Los autónomos exigen cotizar en función de sus ingresos netos
12 Julio, 2017
Plan de acción para atajar los préstamos fallidos
12 Julio, 2017
Ver todas las noticias >

La Junta Única de Resolución (JUR), organismo europeo similar al FROB español y que fue el encargado de organizar la resolución de Banco Popular, ha decidido no publicar el informe de Deloitte, clave en la resolución de la entidad, que otorgó un valor al banco de entre 2.000 y 8.200 millones de euros negativos, aunque varias fuentes reconocen que también había un tercer valor, en este caso positivo por unos 1.500 millones de euros.

Pese a ello, otras fuentes financieras restan importancia a este valor al considerar que al final Santander ofreció un euro por Popular. Este informe, no obstante, se considera determinante ya que llevó a Santander a pagar el precio simbólico de un euro por Popular y la venta se saldó con la amortización a cero de las acciones de la entidad y de los instrumentos híbridos y de su deuda subordinada.

La JUR justifica su decisión en que el informe de Deloitte contiene información confidencial, según explicó Elke König, durante su intervención en la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo. No es la primera vez que la JUR confiesa ser partidaria de que no se haga público el informe de Deloitte, pero la comunicación de ayer toma mayor relevancia si se tiene en cuenta que esta es la primera comparecencia pública tras la resolución del banco español.

El FROB como el ministro de Economía, Luis de Guindos, mientras, son partidarios de que este informe se haga público en aras de la transparencia, posición que, al menos el FROB asegura que mantiene. Varias demandas de accionistas y exconsejeros de Popular tienen previsto demandar o han demandado a la JUR y al FROB entre otras razones por la valoración realizada por Deloitte de Popular.

Fuentes de estos demandantes aseguran a este periódico que la decisión de la JUR, supone negar el acceso de información relevante a los administrados (los exaccionistas del banco) lo que va contra el derecho comunitario. Y supone un perjuicio frente a los jueces. “Solo se permite impugnar la valoración (de Popular) si no sabes las razones que llevaron a ella. Por ello, es necesario que el informe sea accesible a todos los interesados”, explica un exconsejero de Popular y exaccionista.

La Junta Única de Resolución (JUR), organismo europeo similar al FROB español y que fue el encargado de organizar la resolución de Banco Popular, ha decidido no publicar el informe de Deloitte, clave en la resolución de la entidad, que otorgó un valor al banco de entre 2.000 y 8.200 millones de euros negativos, aunque varias fuentes reconocen que también había un tercer valor, en este caso positivo por unos 1.500 millones de euros.

Pese a ello, otras fuentes financieras restan importancia a este valor al considerar que al final Santander ofreció un euro por Popular. Este informe, no obstante, se considera determinante ya que llevó a Santander a pagar el precio simbólico de un euro por Popular y la venta se saldó con la amortización a cero de las acciones de la entidad y de los instrumentos híbridos y de su deuda subordinada.

La JUR justifica su decisión en que el informe de Deloitte contiene información confidencial, según explicó Elke König, durante su intervención en la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo. No es la primera vez que la JUR confiesa ser partidaria de que no se haga público el informe de Deloitte, pero la comunicación de ayer toma mayor relevancia si se tiene en cuenta que esta es la primera comparecencia pública tras la resolución del banco español.

El FROB como el ministro de Economía, Luis de Guindos, mientras, son partidarios de que este informe se haga público en aras de la transparencia, posición que, al menos el FROB asegura que mantiene. Varias demandas de accionistas y exconsejeros de Popular tienen previsto demandar o han demandado a la JUR y al FROB entre otras razones por la valoración realizada por Deloitte de Popular.

Fuentes de estos demandantes aseguran a este periódico que la decisión de la JUR, supone negar el acceso de información relevante a los administrados (los exaccionistas del banco) lo que va contra el derecho comunitario. Y supone un perjuicio frente a los jueces. “Solo se permite impugnar la valoración (de Popular) si no sabes las razones que llevaron a ella. Por ello, es necesario que el informe sea accesible a todos los interesados”, explica un exconsejero de Popular y exaccionista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR