La Fiscalía y el Tribunal Supremo reclaman las transcripciones de las declaraciones

Sólo el 11% del nuevo empleo es para trabajadores de baja formación
3 Julio, 2017
Proyecto de Circular para las entidades de crédito, sobre normas de información financiera pública y reservada y modelos de estados financieros
3 Julio, 2017
Ver todas las noticias >

La Fiscalía General del Estado y el Tribunal Supremo reclaman las transcripciones de las declaraciones. El primero en hacerlo fue el Ministerio Público, que hace dos semanas difundió una instrucción que defendía el derecho de los fiscales a reclamar la transcripción de las declaraciones. Y con ello la eficacia de los medios de prueba. La semana pasada fue el turno de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, que por unanimidad reclamó la vuelta de estenotipiadas a los juicios para garantizar que, ante un recurso, se pueda acceder adecuadamente a lo que ocurrió en el juicio.

El riesgo aquí es la nulidad de la sentencia recurrida. La instrucción firmada el pasado 14 de junio por el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, responde a la reforma legal que, en pleno ímpetu digitalizador del Ministerio de Justicia, estableció que “las actuaciones orales y vistas grabadas y documentadas en soporte digital no podrán transcribirse”. La reforma legal se produjo pese a que el Consejo Fiscal había advertido del riesgo de no contar con esas transcripciones. Ahora el Ministerio Público vuelve sobre la materia, después de que algunos juzgados negasen a los fiscales las transcripciones.

La Fiscalía resalta las ventajas de contar con el vídeo de una declaración, pero advierte de los riesgos que genera que ese sea el único soporte accesible. “El éxito del interrogatorio cruzado”, pone como ejemplo, “exige en algunas ocasiones brindar a las partes la oportunidad de contrarrestar las contradicciones, revelaciones o retractaciones inesperadas en que pueda incurrir el sujeto al interrogatorio mediante la cita y exposición inmediata y en tiempo real de sus anteriores declaraciones. [...]

La experiencia enseña que el acta escrita es el medio más eficaz para concretar las citas en asuntos de cierta complejidad”, advierte. “Una prohibición absoluta de documentación escrita de los actos sumariales”, concluye, “redundaría en perjuicio de las posibilidades de defensa de las partes”. La Fiscalía razona que, en realidad, esa prohibición legal de transcribir no se extiende a las declaraciones de imputados y testigos en la fase de instrucción. Así pues, si lo cree conveniente, el fiscal puede reclamarla y si se le niega, recurrir. Sistema "altamente insatisfactorio".

En cuanto al Tribunal Supremo, sus quejas por hacer descansar todo en los vídeos afectan a una fase posterior: a la celebración del juicio. En un acuerdo, notificado el pasado martes, la Sala de lo Penal advierte de que “el actual sistema de documentación de los juicios orales es altamente insatisfactorio y debería ser complementado por un sistema de estenotipia”.

La Fiscalía General del Estado y el Tribunal Supremo reclaman las transcripciones de las declaraciones. El primero en hacerlo fue el Ministerio Público, que hace dos semanas difundió una instrucción que defendía el derecho de los fiscales a reclamar la transcripción de las declaraciones. Y con ello la eficacia de los medios de prueba. La semana pasada fue el turno de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, que por unanimidad reclamó la vuelta de estenotipiadas a los juicios para garantizar que, ante un recurso, se pueda acceder adecuadamente a lo que ocurrió en el juicio.

El riesgo aquí es la nulidad de la sentencia recurrida. La instrucción firmada el pasado 14 de junio por el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, responde a la reforma legal que, en pleno ímpetu digitalizador del Ministerio de Justicia, estableció que “las actuaciones orales y vistas grabadas y documentadas en soporte digital no podrán transcribirse”. La reforma legal se produjo pese a que el Consejo Fiscal había advertido del riesgo de no contar con esas transcripciones. Ahora el Ministerio Público vuelve sobre la materia, después de que algunos juzgados negasen a los fiscales las transcripciones.

La Fiscalía resalta las ventajas de contar con el vídeo de una declaración, pero advierte de los riesgos que genera que ese sea el único soporte accesible. “El éxito del interrogatorio cruzado”, pone como ejemplo, “exige en algunas ocasiones brindar a las partes la oportunidad de contrarrestar las contradicciones, revelaciones o retractaciones inesperadas en que pueda incurrir el sujeto al interrogatorio mediante la cita y exposición inmediata y en tiempo real de sus anteriores declaraciones. [...]

La experiencia enseña que el acta escrita es el medio más eficaz para concretar las citas en asuntos de cierta complejidad”, advierte. “Una prohibición absoluta de documentación escrita de los actos sumariales”, concluye, “redundaría en perjuicio de las posibilidades de defensa de las partes”. La Fiscalía razona que, en realidad, esa prohibición legal de transcribir no se extiende a las declaraciones de imputados y testigos en la fase de instrucción. Así pues, si lo cree conveniente, el fiscal puede reclamarla y si se le niega, recurrir. Sistema "altamente insatisfactorio".

En cuanto al Tribunal Supremo, sus quejas por hacer descansar todo en los vídeos afectan a una fase posterior: a la celebración del juicio. En un acuerdo, notificado el pasado martes, la Sala de lo Penal advierte de que “el actual sistema de documentación de los juicios orales es altamente insatisfactorio y debería ser complementado por un sistema de estenotipia”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR