Madrid, Cataluña y Aragón, las comunidades más competitivas

Euro
1 Julio, 2017
Desaparece el nombre completo en las notificaciones de sanciones administrativas por medio de anuncios
1 Julio, 2017
Ver todas las noticias >

Madrid, Cataluña y Aragón son las autonomías que muestran una mejor posición respecto a la media europea al analizar los motores básicos de la competitividad, según el Índice de Competitividad Regional (RCI), que elabora la Comisión Europea para las 263 regiones europeas.

La Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) recuerda que este indicador se compone de tres grandes bloques que integran once aspectos relevantes de la competitividad.

Estos son motores básicos (calidad de las instituciones, estabilidad macroeconómica, infraestructuras, salud y educación básica), cualificación y eficiencia del mercado laboral (formación del capital humano, tasa de empleo y tamaño del mercado) e innovación (preparación tecnológica, sofisticación empresarial e I+D+i).

Respecto a los motores básicos de la competitividad, subraya la buena valoración en términos de salud -todas las regiones están por encima de la media europea-, mientras que los déficits de las cuentas públicas en la mayoría de las comunidades, junto a los elevados niveles de deuda acumulada, dificultan la salida a los mercados financieros de las regiones e influyen negativamente en su competitividad.

La comparación de este indicador de 2016 con el de 2013 muestra una evolución desigual entre regiones. Mientras que Aragón, Castilla y León, Madrid y Cataluña presentan un avance destacado, el retroceso es importante en Galicia, Canarias y País Vasco. El empeoramiento relativo en la valoración de las instituciones públicas y en los niveles de accesibilidad de sus infraestructuras logísticas son los principales motivos de estos retrocesos. Las diferencias regionales se acentúan cuando se analiza la eficiencia del mercado laboral.

Madrid, Cataluña y Aragón son las autonomías que muestran una mejor posición respecto a la media europea al analizar los motores básicos de la competitividad, según el Índice de Competitividad Regional (RCI), que elabora la Comisión Europea para las 263 regiones europeas.

La Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) recuerda que este indicador se compone de tres grandes bloques que integran once aspectos relevantes de la competitividad.

Estos son motores básicos (calidad de las instituciones, estabilidad macroeconómica, infraestructuras, salud y educación básica), cualificación y eficiencia del mercado laboral (formación del capital humano, tasa de empleo y tamaño del mercado) e innovación (preparación tecnológica, sofisticación empresarial e I+D+i).

Respecto a los motores básicos de la competitividad, subraya la buena valoración en términos de salud -todas las regiones están por encima de la media europea-, mientras que los déficits de las cuentas públicas en la mayoría de las comunidades, junto a los elevados niveles de deuda acumulada, dificultan la salida a los mercados financieros de las regiones e influyen negativamente en su competitividad.

La comparación de este indicador de 2016 con el de 2013 muestra una evolución desigual entre regiones. Mientras que Aragón, Castilla y León, Madrid y Cataluña presentan un avance destacado, el retroceso es importante en Galicia, Canarias y País Vasco. El empeoramiento relativo en la valoración de las instituciones públicas y en los niveles de accesibilidad de sus infraestructuras logísticas son los principales motivos de estos retrocesos. Las diferencias regionales se acentúan cuando se analiza la eficiencia del mercado laboral.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR