El techo de gasto a expensas de una rebaja del IRPF

La recaudación por IVA y Sociedades se dispara
28 Junio, 2017
La oposición reprueba a Montoro por su amnistía fiscal
28 Junio, 2017
Ver todas las noticias >

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, señaló que sólo apoyará el límite de gasto si el Ejecutivo de Mariano Rajoy se compromete a rebajar el IRPF el próximo ejercicio. Tras pronunciar estas palabras, Rivera mantuvo un almuerzo con Rajoy en La Moncloa que supone el inicio de la negociación de los Presupuestos de 2018.

La semana pasada, en el Foro Cinco Días, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró que no había margen para bajar los impuestos. Y, en un alarde de sinceridad poco habitual entre la élite dirigente, señaló que las rebajas fiscales se dejan siempre para el final de legislatura. Es decir, justo antes de las elecciones.

Además, Montoro señaló que la rebaja del IRPF es un as en la manga que guarda el Gobierno y que no quiere desperdiciar a las primeras de cambios. “Tenemos que tener zanahorias para la negociación”, señaló. El pacto de investidura firmado entre PP y Ciudadanos incluía una rebaja del IRPF. Así, todo indica que el impuesto que grava las rentas salariales volverá a bajar, pero la duda es cuándo se producirá tal reducción.

El Consejo de Ministros aprobará el próximo lunes el techo de gasto, que por primera vez en años será expansivo. Montoro avanzó que el límite de gasto no financiero aumentará como máximo un 2,3%, en consonancia con la previsión de crecimiento. También se informará del objetivo de déficit que, para el próximo año queda fijado en el 2,2%. Así, la previsión es que España cumpla en 2018 por primera vez en más de una década el Pacto de Estabilidad de la UE, que exige que los números rojos no sobrepasen el nivel del 3% del PIB.

Hacienda actualizó ayer los datos de ejecución presupuestaria, que reflejan una clara mejoría de las cuentas públicas. El déficit del Estado se situó en mayo en 16.161 millones, un 31,6% menos que en el mismo período del año anterior. El desfase equivale al 1,39% del PIB. Los ingresos públicos aumentan a la par que el gasto se reduce, la ecuación perfecta para los intereses del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El IRPF, el principal tributo del sistema fiscal, aportó 29.893 millones, un 3,3% más. Aunque el incremento más espectacular tiene como protagonista al impuesto sobre sociedades que ya en mayo recaudó 2.212 millones. El ejercicio pasado, en el mismo mes, los datos arrojaban cifras negativas porque las devoluciones superaban los pagos. Este cambio de tendencia se explica por las medidas aprobadas por el Gobierno y que han afectado al primer pago fraccionado.

El IVA, el tributo que grava el consumo, muestra una evolución hacia una recaudación nunca vista. En los primeros cinco meses del año, España ingresó 31.034 por IVA, un 8,2%. A final de año, la recaudación se acercará a los 70.000 millones.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, señaló que sólo apoyará el límite de gasto si el Ejecutivo de Mariano Rajoy se compromete a rebajar el IRPF el próximo ejercicio. Tras pronunciar estas palabras, Rivera mantuvo un almuerzo con Rajoy en La Moncloa que supone el inicio de la negociación de los Presupuestos de 2018.

La semana pasada, en el Foro Cinco Días, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró que no había margen para bajar los impuestos. Y, en un alarde de sinceridad poco habitual entre la élite dirigente, señaló que las rebajas fiscales se dejan siempre para el final de legislatura. Es decir, justo antes de las elecciones.

Además, Montoro señaló que la rebaja del IRPF es un as en la manga que guarda el Gobierno y que no quiere desperdiciar a las primeras de cambios. “Tenemos que tener zanahorias para la negociación”, señaló. El pacto de investidura firmado entre PP y Ciudadanos incluía una rebaja del IRPF. Así, todo indica que el impuesto que grava las rentas salariales volverá a bajar, pero la duda es cuándo se producirá tal reducción.

El Consejo de Ministros aprobará el próximo lunes el techo de gasto, que por primera vez en años será expansivo. Montoro avanzó que el límite de gasto no financiero aumentará como máximo un 2,3%, en consonancia con la previsión de crecimiento. También se informará del objetivo de déficit que, para el próximo año queda fijado en el 2,2%. Así, la previsión es que España cumpla en 2018 por primera vez en más de una década el Pacto de Estabilidad de la UE, que exige que los números rojos no sobrepasen el nivel del 3% del PIB.

Hacienda actualizó ayer los datos de ejecución presupuestaria, que reflejan una clara mejoría de las cuentas públicas. El déficit del Estado se situó en mayo en 16.161 millones, un 31,6% menos que en el mismo período del año anterior. El desfase equivale al 1,39% del PIB. Los ingresos públicos aumentan a la par que el gasto se reduce, la ecuación perfecta para los intereses del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El IRPF, el principal tributo del sistema fiscal, aportó 29.893 millones, un 3,3% más. Aunque el incremento más espectacular tiene como protagonista al impuesto sobre sociedades que ya en mayo recaudó 2.212 millones. El ejercicio pasado, en el mismo mes, los datos arrojaban cifras negativas porque las devoluciones superaban los pagos. Este cambio de tendencia se explica por las medidas aprobadas por el Gobierno y que han afectado al primer pago fraccionado.

El IVA, el tributo que grava el consumo, muestra una evolución hacia una recaudación nunca vista. En los primeros cinco meses del año, España ingresó 31.034 por IVA, un 8,2%. A final de año, la recaudación se acercará a los 70.000 millones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR