Bruselas asumirá las indemnizaciones por la resolución de Popular

El Gobierno estudia medidas para los parados mayores de 50 años
22 junio, 2017
Los notarios muestran sus armas en la lucha contra el blanqueo de capitales
22 junio, 2017
Ver todas las noticias >

La Comisión Europea deberá cubrir todas las demandas que ganen los inversores por la resolución de Banco Popular. Ésta será la primera aplicación del Reglamento de la UE que se creó para la resolución de entidades de crédito. Así lo establece el Reglamento de la UE 806/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo de 15 de julio de 2014 sobre la Junta Única de Resolución del Mecanismo del Mecanismo Único de Resolución (MUR). El MUR es el encargado de poner en marcha en los Estados miembros la Directiva de recuperación y resolución bancaria, marco legal para la recuperación y resolución de entidades de crédito próximas a una situación de inviabilidad.

En su artículo 87, estipula que la Junta que ha resuelto Popular "reparará los daños causados por ella o por su personal en el ejercicio de sus funciones, en particular sus funciones de resolución, incluidos los actos y omisiones en apoyo de procedimientos de resolución en el extranjero".

Además, añade el mismo artículo, "la Junta compensará a toda autoridad nacional de resolución por los daños y perjuicios que le haya ordenado pagar un órgano jurisdiccional nacional, o que, en concertación con la Junta, se haya comprometido a pagar en aplicación de un acuerdo amistoso, que sean consecuencia de un acto u omisión cometido por dicha autoridad nacional de resolución en el transcurso de cualquier resolución, emprendida en virtud del presente Reglamento".

Varios despachos de abogados tienen a centenares de inversores españoles y extranjeros de todo tipo interesados en recurrir por estas vías. El plazo para recurrir el recurso de anulación acaba el 7 de agosto, aunque no se tenga todavía el informe sobre la resolución que elabora Deloitte ni más información.

Según las fuentes jurídicas consultadas, los inversores tienen dos vías para recurrir, que pueden acumularse: contra la resolución de la Junta Única de Resolución del MUR, que debe plantearse ante el Tribunal de Justicia de la UE, como establece sin lugar a dudas el Reglamento de la UE, y contra la resolución del Frob que adopta la de la Junta. Algunas de las fuentes consultadas consideran que los recursos contra el Frob por la resolución también los debería juzgar el Tribunal de la UE.

Otras voces apuntan que se deberían presentar ante la Audiencia Nacional. Eso sí, los daños y perjuicios que los tribunales estimaran que deben pagarse correrán a cargo de Bruselas, como estipula el Reglamento. Y deberían juzgarse bajo Derecho español.

La Comisión Europea deberá cubrir todas las demandas que ganen los inversores por la resolución de Banco Popular. Ésta será la primera aplicación del Reglamento de la UE que se creó para la resolución de entidades de crédito. Así lo establece el Reglamento de la UE 806/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo de 15 de julio de 2014 sobre la Junta Única de Resolución del Mecanismo del Mecanismo Único de Resolución (MUR). El MUR es el encargado de poner en marcha en los Estados miembros la Directiva de recuperación y resolución bancaria, marco legal para la recuperación y resolución de entidades de crédito próximas a una situación de inviabilidad.

En su artículo 87, estipula que la Junta que ha resuelto Popular "reparará los daños causados por ella o por su personal en el ejercicio de sus funciones, en particular sus funciones de resolución, incluidos los actos y omisiones en apoyo de procedimientos de resolución en el extranjero".

Además, añade el mismo artículo, "la Junta compensará a toda autoridad nacional de resolución por los daños y perjuicios que le haya ordenado pagar un órgano jurisdiccional nacional, o que, en concertación con la Junta, se haya comprometido a pagar en aplicación de un acuerdo amistoso, que sean consecuencia de un acto u omisión cometido por dicha autoridad nacional de resolución en el transcurso de cualquier resolución, emprendida en virtud del presente Reglamento".

Varios despachos de abogados tienen a centenares de inversores españoles y extranjeros de todo tipo interesados en recurrir por estas vías. El plazo para recurrir el recurso de anulación acaba el 7 de agosto, aunque no se tenga todavía el informe sobre la resolución que elabora Deloitte ni más información.

Según las fuentes jurídicas consultadas, los inversores tienen dos vías para recurrir, que pueden acumularse: contra la resolución de la Junta Única de Resolución del MUR, que debe plantearse ante el Tribunal de Justicia de la UE, como establece sin lugar a dudas el Reglamento de la UE, y contra la resolución del Frob que adopta la de la Junta. Algunas de las fuentes consultadas consideran que los recursos contra el Frob por la resolución también los debería juzgar el Tribunal de la UE.

Otras voces apuntan que se deberían presentar ante la Audiencia Nacional. Eso sí, los daños y perjuicios que los tribunales estimaran que deben pagarse correrán a cargo de Bruselas, como estipula el Reglamento. Y deberían juzgarse bajo Derecho español.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR