Los estibadores se saltan a la patronal y llegan a acuerdos individuales con las empresas

Critica sindical a la ayuda de 430 euros a los jóvenes desempleados
21 junio, 2017
Expediente a las tabaqueras por posible pacto de precios
21 junio, 2017
Ver todas las noticias >

Los sindicatos de los estibadores portuarios han cambiado su estrategia. Tras meses de negociaciones infructuosas, los trabajadores modifican su modo de presionar a la patronal del sector Anesco. Y lo hace con acuerdos individuales con los grandes grupos empresariales que operan en España. Una nueva estrategia que se ha fraguado en los últimos días y que es el nuevo camino a seguir de los trabajadores, sobre todo después de una contraoferta insuficiente (garantiza el empleo, pero solo después de un ajuste de las plantillas) realizada por Anesco este martes. "No recoge la garantía de la totalidad del empleo e imposibilita cualquier acercamiento de posturas", dicen los sindicatos en un comunicado.

Este lunes, durante la jornada de paro parcial, se hizo evidente el pacto con cuatro empresas del Puerto de Barcelona (Best, Setram, Coma y Ribas y Sammer), como informó Puertos del Estado. Este martes, a estos acuerdos individuales se han sumado APM Terminals, del grupo Maersk, y TTI Algeciras. La lista se puede ampliar en las próximas horas. "Aunque la huelga continúa, no se ejercerá sobre las compañías que se comprometan a garantizar la totalidad de los puestos de trabajo y tengan una disposición de negociación real", aseguran los sindicatos en un comunicado.

En la contraoferta de la patronal a los sindicatos se aceptaba la inclusión de la garantía del empleo de los estibadores. Eso sí, previamente se tenía que ajustar el excedente de la plantilla actual de estibadores en función de las necesidades de cada puerto. Un reajuste de los empleados que se hará después del plan de prejubilaciones facilitado por el Gobierno. Es decir, la subrogación propuesta por las empresas solo se aplicaría a los estibadores que formen parte de la plantilla necesaria, según la patronal. "Vincula la garantía de la totalidad del empleo a la negociación por puertos", argumentan los sindicatos. En concreto, la propuesta de la patronal dice: "Las partes deben acordar otras medidas de carácter extintivo en aquellos puertos que una vez descontado los efectivos que presumiblemente se acogerán al plan de prejubilaciones continúen existiendo excedentes".

La garantía del empleo quedaría condicionada así a una reorganización de las operativas de trabajo —para mejorar la competitividad—, al ajuste de la plantilla y a una bajada del 10% del salario. Estas propuestas, en caso de tener el sí de los trabajadores, entrarían en el nuevo convenio colectivo que negocian sindicatos y patronal tras la reforma del sector aprobada por el Gobierno en mayo.

Esto ha acelerado el proceso de acuerdos entre empresas y trabajadores. De hecho, al mismo tiempo que Anesco envió su propuesta, fuentes de la compañía APM Terminals confirmaban a EL PAÍS el pacto alcanzado para el cese de los paros en las terminales de APM (Algeciras, Barcelona, Valencia, Castellón y Gijón) hasta el 30 de septiembre. Un acuerdo al que también ha llegado TTI Algeciras, la otra terminal del puerto gaditano. "Las empresas locales se comprometen a cerrar con nosotros el V acuerdo marco sectorial estatal, donde estará las subrogaciones y los Centros Portuarios de Empleo (CPE), entre otros asuntos. A cambio, le garantizamos estabilidad durante el periodo de negociación", han comunicado los sindicatos a los estibadores algecireños.

Los sindicatos de los estibadores portuarios han cambiado su estrategia. Tras meses de negociaciones infructuosas, los trabajadores modifican su modo de presionar a la patronal del sector Anesco. Y lo hace con acuerdos individuales con los grandes grupos empresariales que operan en España. Una nueva estrategia que se ha fraguado en los últimos días y que es el nuevo camino a seguir de los trabajadores, sobre todo después de una contraoferta insuficiente (garantiza el empleo, pero solo después de un ajuste de las plantillas) realizada por Anesco este martes. "No recoge la garantía de la totalidad del empleo e imposibilita cualquier acercamiento de posturas", dicen los sindicatos en un comunicado.

Este lunes, durante la jornada de paro parcial, se hizo evidente el pacto con cuatro empresas del Puerto de Barcelona (Best, Setram, Coma y Ribas y Sammer), como informó Puertos del Estado. Este martes, a estos acuerdos individuales se han sumado APM Terminals, del grupo Maersk, y TTI Algeciras. La lista se puede ampliar en las próximas horas. "Aunque la huelga continúa, no se ejercerá sobre las compañías que se comprometan a garantizar la totalidad de los puestos de trabajo y tengan una disposición de negociación real", aseguran los sindicatos en un comunicado.

En la contraoferta de la patronal a los sindicatos se aceptaba la inclusión de la garantía del empleo de los estibadores. Eso sí, previamente se tenía que ajustar el excedente de la plantilla actual de estibadores en función de las necesidades de cada puerto. Un reajuste de los empleados que se hará después del plan de prejubilaciones facilitado por el Gobierno. Es decir, la subrogación propuesta por las empresas solo se aplicaría a los estibadores que formen parte de la plantilla necesaria, según la patronal. "Vincula la garantía de la totalidad del empleo a la negociación por puertos", argumentan los sindicatos. En concreto, la propuesta de la patronal dice: "Las partes deben acordar otras medidas de carácter extintivo en aquellos puertos que una vez descontado los efectivos que presumiblemente se acogerán al plan de prejubilaciones continúen existiendo excedentes".

La garantía del empleo quedaría condicionada así a una reorganización de las operativas de trabajo —para mejorar la competitividad—, al ajuste de la plantilla y a una bajada del 10% del salario. Estas propuestas, en caso de tener el sí de los trabajadores, entrarían en el nuevo convenio colectivo que negocian sindicatos y patronal tras la reforma del sector aprobada por el Gobierno en mayo.

Esto ha acelerado el proceso de acuerdos entre empresas y trabajadores. De hecho, al mismo tiempo que Anesco envió su propuesta, fuentes de la compañía APM Terminals confirmaban a EL PAÍS el pacto alcanzado para el cese de los paros en las terminales de APM (Algeciras, Barcelona, Valencia, Castellón y Gijón) hasta el 30 de septiembre. Un acuerdo al que también ha llegado TTI Algeciras, la otra terminal del puerto gaditano. "Las empresas locales se comprometen a cerrar con nosotros el V acuerdo marco sectorial estatal, donde estará las subrogaciones y los Centros Portuarios de Empleo (CPE), entre otros asuntos. A cambio, le garantizamos estabilidad durante el periodo de negociación", han comunicado los sindicatos a los estibadores algecireños.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR