Expediente a las tabaqueras por posible pacto de precios

Los estibadores se saltan a la patronal y llegan a acuerdos individuales con las empresas
21 junio, 2017
Merkel dispuesta a considerar un “gobierno económico” para la zona euro
21 junio, 2017
Ver todas las noticias >

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha incoado un expediente sancionador contra las tabaqueras Philip Morris Spain, Altadis, JTI Iberia y British American Tobacco (BAT) España, así como contra la compañía Logista por posibles prácticas anticompetitivas.

En concreto, el expediente se refiere a prácticas concertadas y/o acuerdos de precios y otras condiciones comerciales entre operadores, directamente o a través de terceros, e intercambios de información en el mercado de la fabricación, distribución y comercialización de cigarrillos.

El caso se remonta a comienzos de año, entre el 28 de febrero y el 2 de marzo. Entonces, la CNMC llevó a cabo una serie de registros en las oficinas de dichas compañías, al sospechar que se estaban produciendo prácticas anticompetitivas consistentes en posibles acuerdos de precios y comerciales.

Como resultado de esta investigación, el organismo presidido por José María Marín Quemada ha observado indicios racionales de la existencia de conductas prohibidas por el artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia (LDC), y el artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Los acuerdos entre competidores se consideran una infracción muy grave de la legislación de competencia, que puede conllevar multas de hasta el 10% del volumen de negocios total de las empresas infractoras en el ejercicio inmediatamente anterior al de imposición de la multa.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha incoado un expediente sancionador contra las tabaqueras Philip Morris Spain, Altadis, JTI Iberia y British American Tobacco (BAT) España, así como contra la compañía Logista por posibles prácticas anticompetitivas.

En concreto, el expediente se refiere a prácticas concertadas y/o acuerdos de precios y otras condiciones comerciales entre operadores, directamente o a través de terceros, e intercambios de información en el mercado de la fabricación, distribución y comercialización de cigarrillos.

El caso se remonta a comienzos de año, entre el 28 de febrero y el 2 de marzo. Entonces, la CNMC llevó a cabo una serie de registros en las oficinas de dichas compañías, al sospechar que se estaban produciendo prácticas anticompetitivas consistentes en posibles acuerdos de precios y comerciales.

Como resultado de esta investigación, el organismo presidido por José María Marín Quemada ha observado indicios racionales de la existencia de conductas prohibidas por el artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia (LDC), y el artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Los acuerdos entre competidores se consideran una infracción muy grave de la legislación de competencia, que puede conllevar multas de hasta el 10% del volumen de negocios total de las empresas infractoras en el ejercicio inmediatamente anterior al de imposición de la multa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR