Muchas de las actuaciones de la Inspección de Trabajo se desarrollan durante los fines de semana, los días festivos o por la noche

Cataluña se enfrenta a una deslocalización de empresas por la tasa del azúcar
20 Junio, 2017
España, el país de la UE con menor tasa de empleos vacantes
20 Junio, 2017
Ver todas las noticias >

Así, desde 2008 a 2011, los inspectores y subinspectores hicieron 61.528 visitas y, desde 2012 a 2016, 172.392. Esta evolución supone un crecimiento del 180%, según la información que ha trasladado al Congreso de los Diputados, Pedro Llorente, subsecretario del Ministerio de Empleo y de Seguridad Social. "Es importante destacar esto, porque mucha de esta actividad precisamente fraudulenta se desarrolla en fines de semana y festivos".

Son de hecho, buena parte de los 430.000 empleos sumergidos descubiertos y, también, de los 265.700 contratos transformados de temporales en indefinidos en los últimos cinco años, por la Inspección de Trabajo. No obstante, desde 2008, los empleos aflorados ascienden a 675.368.

Dentro de estas cifras, la administración ha actuado contra la cesión ilegal de trabajadores [de empresa a empresa], o contra las irregularidades en la jornada, el descanso semanal, en los turnos, las horas extraordinarias o las vacaciones.

En la cesión ilegal de trabajadores, el Ministerio de Empleo ha desarrollado 15.466 actuaciones, con sanciones a las empresas por valor de 21 millones de euros. O también, la modificación de 9.000 contratos de trabajo, con la consiguiente mejora de los sueldos y sus jornadas. Se trata de que una empresa cede a sus trabajadores a otra, sin que nadie se haga cargo de aspectos como las cotizaciones a la Seguridad Social de los empleados. Ninguna empresa los da de alta para no elevar sus costes y con el fin de mejorar su beneficio en todo lo posible.

En este segundo y amplio capítulo del control del tiempo de trabajo, entre 2012 y 2016, la administración ha desarrollado 105.330 actuaciones con multas a las empresas por valor de 20 millones de euros. La dimensión del fraude laboral en todos los órdenes se entiende muy bien si se cuantifica lo que recauda la Seguridad Social -o deja de perder- como consecuencia de las actuaciones de la Inspección de Trabajo en todos los órdenes. En los últimos cinco años, el plan de lucha contra el fraude ha facilitado a la Seguridad Social 18.000 millones. Es decir, una cantidad similar al presupuesto que tiene el gasto en desempleo para este año. Con todo, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social está trabajando en otro Plan Estratégico contra el fraude laboral para el periodo 2017-2020.

Es más, forma parte de la iniciativa que el Gobierno quiere plantear a la patronal, los sindicatos y las comunidades autónomas para mejorar la calidad en el empleo. Con este fin, el Departamento de Fátima Báñez pretende invertir 3 millones de euros en la modernización de los sistemas informáticos de la Administración laboral. Se trata de aumentar y mejorar el cruce de información entre los Servicios Públicos de Empleo, la Seguridad Social y Hacienda.

Así, desde 2008 a 2011, los inspectores y subinspectores hicieron 61.528 visitas y, desde 2012 a 2016, 172.392. Esta evolución supone un crecimiento del 180%, según la información que ha trasladado al Congreso de los Diputados, Pedro Llorente, subsecretario del Ministerio de Empleo y de Seguridad Social. "Es importante destacar esto, porque mucha de esta actividad precisamente fraudulenta se desarrolla en fines de semana y festivos".

Son de hecho, buena parte de los 430.000 empleos sumergidos descubiertos y, también, de los 265.700 contratos transformados de temporales en indefinidos en los últimos cinco años, por la Inspección de Trabajo. No obstante, desde 2008, los empleos aflorados ascienden a 675.368.

Dentro de estas cifras, la administración ha actuado contra la cesión ilegal de trabajadores [de empresa a empresa], o contra las irregularidades en la jornada, el descanso semanal, en los turnos, las horas extraordinarias o las vacaciones.

En la cesión ilegal de trabajadores, el Ministerio de Empleo ha desarrollado 15.466 actuaciones, con sanciones a las empresas por valor de 21 millones de euros. O también, la modificación de 9.000 contratos de trabajo, con la consiguiente mejora de los sueldos y sus jornadas. Se trata de que una empresa cede a sus trabajadores a otra, sin que nadie se haga cargo de aspectos como las cotizaciones a la Seguridad Social de los empleados. Ninguna empresa los da de alta para no elevar sus costes y con el fin de mejorar su beneficio en todo lo posible.

En este segundo y amplio capítulo del control del tiempo de trabajo, entre 2012 y 2016, la administración ha desarrollado 105.330 actuaciones con multas a las empresas por valor de 20 millones de euros. La dimensión del fraude laboral en todos los órdenes se entiende muy bien si se cuantifica lo que recauda la Seguridad Social -o deja de perder- como consecuencia de las actuaciones de la Inspección de Trabajo en todos los órdenes. En los últimos cinco años, el plan de lucha contra el fraude ha facilitado a la Seguridad Social 18.000 millones. Es decir, una cantidad similar al presupuesto que tiene el gasto en desempleo para este año. Con todo, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social está trabajando en otro Plan Estratégico contra el fraude laboral para el periodo 2017-2020.

Es más, forma parte de la iniciativa que el Gobierno quiere plantear a la patronal, los sindicatos y las comunidades autónomas para mejorar la calidad en el empleo. Con este fin, el Departamento de Fátima Báñez pretende invertir 3 millones de euros en la modernización de los sistemas informáticos de la Administración laboral. Se trata de aumentar y mejorar el cruce de información entre los Servicios Públicos de Empleo, la Seguridad Social y Hacienda.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR