La Unión Europea quiere incluir un capítulo sobre género en los acuerdos comerciales

La entrada de asuntos aumentó en la jurisdicción civil y en la social, se mantuvo en la contencioso-administrativa y descendió en la penal
20 junio, 2017
Euro
21 junio, 2017
Ver todas las noticias >

La experiencia piloto se incluirá en el Acuerdo comercial que Bruselas va a negociar con Chile, país pionero en la inclusión de la perspectiva de género en sus relaciones comerciales. El histórico cambio ha sido anunciado hoy por la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, durante el Foro Internacional sobre Mujeres y Comercio celebrado en Bruselas.

"El comercio ha sido positivo para las mujeres en áreas de la exportación como la agricultura y ha favorecido el trabajo de la mujer en el sector servicios, pero nuestros acuerdos comerciales pueden hacer más para apoyar a la mujer", ha señalado Malmström en una cita promovida por la organización International Trade Centre (ITC).

La inesperada alianza entre la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha sido esencial, según las fuentes consultadas, para lograr que Bruselas acepte incorporar un capítulo de género en los acuerdos comerciales. Canadá y Chile ya lo han incluido en su acuerdo comercial bilateral y la UE temía quedar en evidencia ante ese liderazgo. La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, liberal como el primer ministro canadiense, ha decidido sumarse a la tendencia.

El objetivo del nuevo planteamiento será contribuir a superar la llamada "brecha comercial", a la que se atribuye la escasa presencia de empresas de mujeres en el comercio internacional, en el que no llegan al 15% del total. La comisaria ha señalado que, en función de la experiencia con Chile, el capítulo sobre género podría trasladarse a otras negociaciones comerciales que mantiene la UE. Bruselas negocia en estos momentos acuerdos comerciales, entre otros, con EE UU, Mercosur, Japón y México, y aspira a lanzar las negociaciones con varios países asiáticos, India entre ellos.

"No se trata de fijar cuotas", señala la eurodiputada socialista Inmaculada Rodríguez-Piñero, una de las principales impulsoras de la incorporación del género a la política comercial.

La experiencia piloto se incluirá en el Acuerdo comercial que Bruselas va a negociar con Chile, país pionero en la inclusión de la perspectiva de género en sus relaciones comerciales. El histórico cambio ha sido anunciado hoy por la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, durante el Foro Internacional sobre Mujeres y Comercio celebrado en Bruselas.

"El comercio ha sido positivo para las mujeres en áreas de la exportación como la agricultura y ha favorecido el trabajo de la mujer en el sector servicios, pero nuestros acuerdos comerciales pueden hacer más para apoyar a la mujer", ha señalado Malmström en una cita promovida por la organización International Trade Centre (ITC).

La inesperada alianza entre la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha sido esencial, según las fuentes consultadas, para lograr que Bruselas acepte incorporar un capítulo de género en los acuerdos comerciales. Canadá y Chile ya lo han incluido en su acuerdo comercial bilateral y la UE temía quedar en evidencia ante ese liderazgo. La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, liberal como el primer ministro canadiense, ha decidido sumarse a la tendencia.

El objetivo del nuevo planteamiento será contribuir a superar la llamada "brecha comercial", a la que se atribuye la escasa presencia de empresas de mujeres en el comercio internacional, en el que no llegan al 15% del total. La comisaria ha señalado que, en función de la experiencia con Chile, el capítulo sobre género podría trasladarse a otras negociaciones comerciales que mantiene la UE. Bruselas negocia en estos momentos acuerdos comerciales, entre otros, con EE UU, Mercosur, Japón y México, y aspira a lanzar las negociaciones con varios países asiáticos, India entre ellos.

"No se trata de fijar cuotas", señala la eurodiputada socialista Inmaculada Rodríguez-Piñero, una de las principales impulsoras de la incorporación del género a la política comercial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR