Las Big Four mantienen su dominio pese al baile auditor
9 junio, 2017
Los accionistas denuncian la gestión de la quiebra de Popular ante la Fiscalía
9 junio, 2017
Ver todas las noticias >

El Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (Icam) ha presentado y puesto en marcha el defensor del abogado, una nueva iniciativa dirigida por Victoria Espejel que busca recabar información sobre los posibles problemas a los que se enfrentan a diario los abogados en los tribunales, así como sobre las buenas prácticas desarrolladas en los órganos jurisdiccionales.

Según ha explicado la decana del Icam, Sonia Gumpert, a través de esta nueva figura, "el colegio quiere velar por el respeto y la consideración debida a los letrados en el desarrollo de su profesión, garantizar el libre y digno ejercicio de la defensa y contribuir a la consecución de una justicia de calidad". Gumpert ha incidido en que el objetivo central no es criticar la Administración de Justicia, sino identificar los problemas más frecuentes y buscar soluciones para mejorar su calidad y eficiencia.

Para agilizar todo el proceso, el Icam ha creado una aplicación móvil que permitirá a los abogados ejercientes enviar, en tiempo real, tanto las incidencias acaecidas -retrasos en señalamientos, dilaciones indebidas o tratos desconsiderados- en los órganos judiciales como en los centros de detención.

Los colegiados también podrán enviar imágenes de las instalaciones que se encuentren en un estado inadecuado y participar en las inspecciones programadas por las principales instituciones del ámbito jurídico.

Por último, cabe destacar que, con la información recibida, el Icam presentará informes trimestrales en los que se destacarán los problemas más comunes encontrados por los abogados y se plantearán propuestas para solucionar este tipo de deficiencias.

El Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (Icam) ha presentado y puesto en marcha el defensor del abogado, una nueva iniciativa dirigida por Victoria Espejel que busca recabar información sobre los posibles problemas a los que se enfrentan a diario los abogados en los tribunales, así como sobre las buenas prácticas desarrolladas en los órganos jurisdiccionales.

Según ha explicado la decana del Icam, Sonia Gumpert, a través de esta nueva figura, "el colegio quiere velar por el respeto y la consideración debida a los letrados en el desarrollo de su profesión, garantizar el libre y digno ejercicio de la defensa y contribuir a la consecución de una justicia de calidad". Gumpert ha incidido en que el objetivo central no es criticar la Administración de Justicia, sino identificar los problemas más frecuentes y buscar soluciones para mejorar su calidad y eficiencia.

Para agilizar todo el proceso, el Icam ha creado una aplicación móvil que permitirá a los abogados ejercientes enviar, en tiempo real, tanto las incidencias acaecidas -retrasos en señalamientos, dilaciones indebidas o tratos desconsiderados- en los órganos judiciales como en los centros de detención.

Los colegiados también podrán enviar imágenes de las instalaciones que se encuentren en un estado inadecuado y participar en las inspecciones programadas por las principales instituciones del ámbito jurídico.

Por último, cabe destacar que, con la información recibida, el Icam presentará informes trimestrales en los que se destacarán los problemas más comunes encontrados por los abogados y se plantearán propuestas para solucionar este tipo de deficiencias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR