Batacazo de Theresa May en las elecciones del Reino Unido y afronta un Parlamento dividido en plena negociación del Brexit

El BCE aparca las bajadas de tipos y rebaja sus previsiones de inflación hasta 2019
9 Junio, 2017
Las Big Four mantienen su dominio pese al baile auditor
9 Junio, 2017
Ver todas las noticias >

Inesperado batacazo de Theresa May, que parece condenada a perder la mayoría absoluta tras las elecciones del jueves en el Reino Unido, abren un período de incertidumbre política y económica que hace temblar a los mercados. Los primeros sondeos a pie de urna provocaron una caída de la cotización de la libra esterlina. Y los mercados asiáticos abrieron con una tensa calma a la espera de un resultado definitivo que aboca a un Parlamento sin mayoría, el desenlace que los analistas financieros anunciaban como más peligroso.

Hacia las 2:30 de la madrugada del viernes (una hora más en España), las proyecciones de voto confirmaban la victoria de la primera ministra, Theresa May, pero sin la mayoría absoluta que heredó de David Cameron. El debate sobre su sucesión y sobre la posible crisis en ciernes ni siquiera ha esperado al resultado definitivo y algunas fuentes, citadas por la BBC; apuntan a su posible dimisión este mismo viernes. Los medios británicos han dado por hecha la pérdida de la mayoría absoluta a primera hora de la mañana.

Cariacontecida y visiblemente afectada, May apostó por un gobierno de su partido, aunque no está claro con qué tipo de alianzas ni si ella continuará al frente. Los liberales rechazaron de entrada cualquier tipo de coalición. Y el único partido que, por ahora, se presta a gobernar con los conservadores son los unionistas de Irlanda del Norte (DUP, el partido fundado por Ian Pasley).

"El país necesita un período de estabilidad y si las proyecciones se confirman, los conservadores serán los encargados de dar esa estabilidad", señaló la inquilina de Downing Street a las 3:30 de la madrugada, tras ser elegida en su distrito.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, que logró en su distrito londinense (Islintong) el mejor resultado de un candidato en más de 50 años, había pedido minutos antes la dimisión de May. "La primera ministra convocó elecciones porque quería un mandato. El mandato son menos votos y menos escaños (...) Pienso que es suficiente para marcharse", señaló Corbyn.

El riesgo de una grave crisis política o, incluso, de una hipotética repetición de las elecciones provocó una inmediata caída de la libra esterlina, cuya cotización bajó un 1,4% frente al dólar.

El perfil de una larga noche augura una apertura de los mercados (los asiáticos serán los primeros) potencialmente tan tensa como fue la del referéndum del 23 de junio del año pasado, en la que se impuso la salida del Reino Unido de la UE. A esa incertidumbre se añaden esta noche, al menos de momento, las dudas sobre quién liderará la histórica negociación con Bruselas.

"Un Parlamento sin mayoría absoluta sería el peor resultado para la libra esterlina", señala Viraj Patel, analista de ING, en su primer informe tras los sondeos a pie de urna. "Incluso si tomamos en cuenta un error arriba o abajo de los sondeos de 15 escaños, como ocurrió en 2015, podemos dudar que una mayoría Tory muy estrecha sea suficiente para garantizar la estabilidad política a corto plazo", añade el analista.

Theresa May habría ganado las elecciones legislativas británicas con 314 diputados, según el primer sondeo a pie de urna ofrecido por las televisiones BBC, ITV y Sky. La primera ministra y aspirante conservadora a Downing Street habría perdido, por tanto, la mayoría absoluta. En los comicios de 2015, los tories, encabezados entonces por David Cameron, consiguieron un 36,9%, que le permitió obtener una mayoría absoluta con 331 representantes.

Si el batacazo de May se confirma, podría abrir una gravísima crisis en el partido conservador y poner en peligro el arranque de las negociaciones del brexit, que Bruselas tenía previsto comenzar el 19 de junio. Los mercados de divisas acusaron las proyecciones de manera inmediata, con castigos a la libra esterlina cuya cotización se desplomó nada más cerrar los colegios electorales a las 10 de la noche (una hora más en España) y conocerse las primeras proyecciones. Los analistas políticos, sin embargo, se mantienen prudentes porque se trata de sondeos a pie de urna y el resultado final podría variar como ya ocurrió en 2015.

En segundo lugar, queda el Partido Laborista, que obtendría 266 representantes en la Cámara de los Comunes. En las primeras elecciones que Jeremy Corbyn se presenta, gana 34 escaños. Están en juego 650 escaños en la Cámara de los Comunes, por lo que la obtención de 326 equivale a una mayoría absoluta. La encuesta recoge asimismo que el partido independentista escocés SNP obtendría 34 escaños y el UKIP, formación de extremaderecha y antieuropea pierde el que tenían. Por su parte, el Partido Liberal se haría con 14 representantes, seis más que hace dos años.

Inesperado batacazo de Theresa May, que parece condenada a perder la mayoría absoluta tras las elecciones del jueves en el Reino Unido, abren un período de incertidumbre política y económica que hace temblar a los mercados. Los primeros sondeos a pie de urna provocaron una caída de la cotización de la libra esterlina. Y los mercados asiáticos abrieron con una tensa calma a la espera de un resultado definitivo que aboca a un Parlamento sin mayoría, el desenlace que los analistas financieros anunciaban como más peligroso.

Hacia las 2:30 de la madrugada del viernes (una hora más en España), las proyecciones de voto confirmaban la victoria de la primera ministra, Theresa May, pero sin la mayoría absoluta que heredó de David Cameron. El debate sobre su sucesión y sobre la posible crisis en ciernes ni siquiera ha esperado al resultado definitivo y algunas fuentes, citadas por la BBC; apuntan a su posible dimisión este mismo viernes. Los medios británicos han dado por hecha la pérdida de la mayoría absoluta a primera hora de la mañana.

Cariacontecida y visiblemente afectada, May apostó por un gobierno de su partido, aunque no está claro con qué tipo de alianzas ni si ella continuará al frente. Los liberales rechazaron de entrada cualquier tipo de coalición. Y el único partido que, por ahora, se presta a gobernar con los conservadores son los unionistas de Irlanda del Norte (DUP, el partido fundado por Ian Pasley).

"El país necesita un período de estabilidad y si las proyecciones se confirman, los conservadores serán los encargados de dar esa estabilidad", señaló la inquilina de Downing Street a las 3:30 de la madrugada, tras ser elegida en su distrito.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, que logró en su distrito londinense (Islintong) el mejor resultado de un candidato en más de 50 años, había pedido minutos antes la dimisión de May. "La primera ministra convocó elecciones porque quería un mandato. El mandato son menos votos y menos escaños (...) Pienso que es suficiente para marcharse", señaló Corbyn.

El riesgo de una grave crisis política o, incluso, de una hipotética repetición de las elecciones provocó una inmediata caída de la libra esterlina, cuya cotización bajó un 1,4% frente al dólar.

El perfil de una larga noche augura una apertura de los mercados (los asiáticos serán los primeros) potencialmente tan tensa como fue la del referéndum del 23 de junio del año pasado, en la que se impuso la salida del Reino Unido de la UE. A esa incertidumbre se añaden esta noche, al menos de momento, las dudas sobre quién liderará la histórica negociación con Bruselas.

"Un Parlamento sin mayoría absoluta sería el peor resultado para la libra esterlina", señala Viraj Patel, analista de ING, en su primer informe tras los sondeos a pie de urna. "Incluso si tomamos en cuenta un error arriba o abajo de los sondeos de 15 escaños, como ocurrió en 2015, podemos dudar que una mayoría Tory muy estrecha sea suficiente para garantizar la estabilidad política a corto plazo", añade el analista.

Theresa May habría ganado las elecciones legislativas británicas con 314 diputados, según el primer sondeo a pie de urna ofrecido por las televisiones BBC, ITV y Sky. La primera ministra y aspirante conservadora a Downing Street habría perdido, por tanto, la mayoría absoluta. En los comicios de 2015, los tories, encabezados entonces por David Cameron, consiguieron un 36,9%, que le permitió obtener una mayoría absoluta con 331 representantes.

Si el batacazo de May se confirma, podría abrir una gravísima crisis en el partido conservador y poner en peligro el arranque de las negociaciones del brexit, que Bruselas tenía previsto comenzar el 19 de junio. Los mercados de divisas acusaron las proyecciones de manera inmediata, con castigos a la libra esterlina cuya cotización se desplomó nada más cerrar los colegios electorales a las 10 de la noche (una hora más en España) y conocerse las primeras proyecciones. Los analistas políticos, sin embargo, se mantienen prudentes porque se trata de sondeos a pie de urna y el resultado final podría variar como ya ocurrió en 2015.

En segundo lugar, queda el Partido Laborista, que obtendría 266 representantes en la Cámara de los Comunes. En las primeras elecciones que Jeremy Corbyn se presenta, gana 34 escaños. Están en juego 650 escaños en la Cámara de los Comunes, por lo que la obtención de 326 equivale a una mayoría absoluta. La encuesta recoge asimismo que el partido independentista escocés SNP obtendría 34 escaños y el UKIP, formación de extremaderecha y antieuropea pierde el que tenían. Por su parte, el Partido Liberal se haría con 14 representantes, seis más que hace dos años.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR