Las empresas prevén crecer este año en empleo y facturación

Jueces para la Democracia pide la dimisión de Lesmes
6 Junio, 2017
Convenio colectivo de ámbito estatal para las industrias extractivas, industrias del vidrio, industrias cerámicas, y para las del comercio exclusivista de los mismos materiales para 2017
7 Junio, 2017
Ver todas las noticias >

El 98% de las compañías españolas se muestra muy optimista sobre sus perspectivas de crecimiento. El 73% prevé elevar su facturación y el 78% aumentará su plantilla en 2017. El ritmo de crecimiento de la economía española y su estabilidad tras la aprobación de presupuestos hacen de España una península de optimismo en medio de la incertidumbre geopolítica global. Esta situación ha contagiado a las empresas españolas y sus perspectivas de negocio: el 98% de las compañías del middle market confía en la evolución positiva (63%) o estable (35%) de la economía española, según el II Termómetro de middle market en España, elaborado por EY.

La encuesta toma las perspectivas económicas de un centenar de empresas españolas que facturan entre 40 y 500 millones de euros. La mejoría de previsiones de crecimiento del PIB español por parte de diversos organismos -entre ellos la revisión por encima del 3% que anunció ayer el Banco de España- está calando en la confianza del tejido empresarial. El 100% de los directivos consultados se muestra optimista sobre la evolución de la facturación de su empresa este año. Así, aunque se ha reducido el porcentaje que piensa que sus ventas aumentarán (73% frente al 85% el año pasado) suben aquéllas que piensan que se mantendrá estable (27%) reduciendo a cero la cifra de empresas que prevén menos facturación.

El optimismo se traduce en una apuesta firme por el crecimiento de la empresa. El 78% de las empresas tiene previsto aumentar su plantilla este ejercicio, y el 71% creó empleo neto en 2016. Estas perspectivas coinciden con el optimismo del Gobierno, que hace una semana anunciaba que se ha recuperado el 65% de empleos perdidos por la crisis y que se espera completar el proceso para 2020.

En un mundo globalizado en el que, para ganar en solidez, hay que diversificar, el apetito por la internacionalización constituye otro signo más de optimismo. Cada vez más compañías consideran esencial el crecimiento a través de la internacionalización. El 71% prevé entrar en nuevos mercados, con Asia y América están en el punto de mira del 64% de los empresarios. No es de extrañar que sean las incertidumbres en el terreno geopolítico las que monopolizan sus preocupaciones.

"Todos los escenarios de incertidumbre son malos para hacer negocios, ya que paralizan la inversión", señaló ayer José Luis Ruiz Expósito, socio de EY, en la presentación del informe. El 67% de las compañías considera que los efectos del Brexit, los cambios en la nueva administración Trump o los populismos que amenazan a la integración de la UE y la zona euro pueden tener un impacto negativo en su negocio a corto plazo, y el 90% considera importante que el consejo y la dirección tengan conocimientos de geopolítica.

Detrás del crecimiento económico, el 30% de las compañías considera que las relaciones territoriales deberían ser las prioridades del Gobierno este año. Este porcentaje aumenta al 65% en el caso de las empresas catalanas, que temen que una reacción incontrolada, a través de campañas o ideas en redes sociales, pueda prender en la sociedad y causar un impacto negativo en sus productos por un consumo sesgado.

El 98% de las compañías españolas se muestra muy optimista sobre sus perspectivas de crecimiento. El 73% prevé elevar su facturación y el 78% aumentará su plantilla en 2017. El ritmo de crecimiento de la economía española y su estabilidad tras la aprobación de presupuestos hacen de España una península de optimismo en medio de la incertidumbre geopolítica global. Esta situación ha contagiado a las empresas españolas y sus perspectivas de negocio: el 98% de las compañías del middle market confía en la evolución positiva (63%) o estable (35%) de la economía española, según el II Termómetro de middle market en España, elaborado por EY.

La encuesta toma las perspectivas económicas de un centenar de empresas españolas que facturan entre 40 y 500 millones de euros. La mejoría de previsiones de crecimiento del PIB español por parte de diversos organismos -entre ellos la revisión por encima del 3% que anunció ayer el Banco de España- está calando en la confianza del tejido empresarial. El 100% de los directivos consultados se muestra optimista sobre la evolución de la facturación de su empresa este año. Así, aunque se ha reducido el porcentaje que piensa que sus ventas aumentarán (73% frente al 85% el año pasado) suben aquéllas que piensan que se mantendrá estable (27%) reduciendo a cero la cifra de empresas que prevén menos facturación.

El optimismo se traduce en una apuesta firme por el crecimiento de la empresa. El 78% de las empresas tiene previsto aumentar su plantilla este ejercicio, y el 71% creó empleo neto en 2016. Estas perspectivas coinciden con el optimismo del Gobierno, que hace una semana anunciaba que se ha recuperado el 65% de empleos perdidos por la crisis y que se espera completar el proceso para 2020.

En un mundo globalizado en el que, para ganar en solidez, hay que diversificar, el apetito por la internacionalización constituye otro signo más de optimismo. Cada vez más compañías consideran esencial el crecimiento a través de la internacionalización. El 71% prevé entrar en nuevos mercados, con Asia y América están en el punto de mira del 64% de los empresarios. No es de extrañar que sean las incertidumbres en el terreno geopolítico las que monopolizan sus preocupaciones.

"Todos los escenarios de incertidumbre son malos para hacer negocios, ya que paralizan la inversión", señaló ayer José Luis Ruiz Expósito, socio de EY, en la presentación del informe. El 67% de las compañías considera que los efectos del Brexit, los cambios en la nueva administración Trump o los populismos que amenazan a la integración de la UE y la zona euro pueden tener un impacto negativo en su negocio a corto plazo, y el 90% considera importante que el consejo y la dirección tengan conocimientos de geopolítica.

Detrás del crecimiento económico, el 30% de las compañías considera que las relaciones territoriales deberían ser las prioridades del Gobierno este año. Este porcentaje aumenta al 65% en el caso de las empresas catalanas, que temen que una reacción incontrolada, a través de campañas o ideas en redes sociales, pueda prender en la sociedad y causar un impacto negativo en sus productos por un consumo sesgado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR