La economía de la zona euro crecerá un 1,7% este año

¿Puede el trabajador realizar otras actividades durante la baja?
5 Junio, 2017
Madrid replanteará el límite de los honorarios de los peritos judiciales
5 Junio, 2017
Ver todas las noticias >

Según las últimas previsiones del Banco Mundial, que ha revisado dos décimas al alza su anterior pronóstico para la región. Ha confirmado también sus expectativas para la economía mundial, con una expansión del 2,7%, por encima del 2,4% correspondiente a 2016.

De cara a los dos próximos años, el Banco Mundial ha mejorado también sus previsiones de crecimiento para la eurozona, hasta el 1,5% en 2018 y 2019, lo que en ambos casos representa una décima al alza sobre sus anteriores pronósticos. A nivel global, la institución mantiene su pronóstico de crecimiento del 2,9% para 2018 y 2019.

En su análisis, el Banco Mundial prevé que las economías desarrolladas crecerán este año un 1,9%, una décima más que su anterior pronóstico, mientras mantiene su expectativa de una expansión del 1,8% en 2018 y del 1,7% el siguiente.

Por contra, las previsiones para las economías emergentes han sido revisadas una décima a la baja en el caso de 2017 y 2018, cuando el Banco Mundial espera un crecimiento del PIB del 4,1% y del 4,5%, respectivamente, mientras para 2019 confía en un crecimiento del 4,7% para este grupo de países.

En su último informe, la institución advierte de que "riesgos sustanciales nublan las perspectivas", incluyendo la imposición de restricciones al comercio, la persistente incertidumbre política, así como la posibilidad de un repentino ajuste en los mercados de los riesgos o del ritmo de normalización de las políticas monetarias en las economías avanzadas.

Asimismo, en el largo plazo, el Banco Mundial advierte del impacto en las perspectivas de crecimiento de las economías emergentes de la debilidad de la productividad y la inversión.

Según las últimas previsiones del Banco Mundial, que ha revisado dos décimas al alza su anterior pronóstico para la región. Ha confirmado también sus expectativas para la economía mundial, con una expansión del 2,7%, por encima del 2,4% correspondiente a 2016.

De cara a los dos próximos años, el Banco Mundial ha mejorado también sus previsiones de crecimiento para la eurozona, hasta el 1,5% en 2018 y 2019, lo que en ambos casos representa una décima al alza sobre sus anteriores pronósticos. A nivel global, la institución mantiene su pronóstico de crecimiento del 2,9% para 2018 y 2019.

En su análisis, el Banco Mundial prevé que las economías desarrolladas crecerán este año un 1,9%, una décima más que su anterior pronóstico, mientras mantiene su expectativa de una expansión del 1,8% en 2018 y del 1,7% el siguiente.

Por contra, las previsiones para las economías emergentes han sido revisadas una décima a la baja en el caso de 2017 y 2018, cuando el Banco Mundial espera un crecimiento del PIB del 4,1% y del 4,5%, respectivamente, mientras para 2019 confía en un crecimiento del 4,7% para este grupo de países.

En su último informe, la institución advierte de que "riesgos sustanciales nublan las perspectivas", incluyendo la imposición de restricciones al comercio, la persistente incertidumbre política, así como la posibilidad de un repentino ajuste en los mercados de los riesgos o del ritmo de normalización de las políticas monetarias en las economías avanzadas.

Asimismo, en el largo plazo, el Banco Mundial advierte del impacto en las perspectivas de crecimiento de las economías emergentes de la debilidad de la productividad y la inversión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR