Abren los juzgados especializados en cláusulas suelo ante las críticas del sector

Los jueces empiezan a cargar los impuestos de la hipoteca a la banca
1 junio, 2017
Euro
1 junio, 2017
Ver todas las noticias >

Hoy entra en vigor el plan urgente aprobado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para hacer frente a la más que previsible avalancha de litigios relacionados con las cláusulas suelo de las hipotecas. Y lo hace las acusaciones de mala planificación y previsión de medios materiales y humanos, y los augurios de que se producirá el colapso de los 54 juzgados de Primera Instancia especializados -uno por provincia en la península y uno en cada una de las principales islas de Canarias y Baleares-.

En respuesta a estas críticas, el Ministerio de Justicia, las comunidades autónomas con competencias transferidas y el CGPJ anunciaron ayer su compromiso de aportar los recursos "necesarios" para asegurar el funcionamiento de estos juzgados y garantizar así una respuesta "ágil y adecuada" a las demandas planteadas por los ciudadanos.

El anuncio, realizado tras la reunión de coordinación celebrada en la sede del Poder Judicial -y en la que participaron el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el presidente del Poder Judicial, Carlos Lesmes-, no concreta aún las medidas, pero sí afirma que éstas se adaptarán a las necesidades de cada territorio "de forma flexible y gradual" y teniendo en cuenta las cargas de trabajo y las prioridades que se deriven de ellas.

Asimismo, se llevará a cabo un seguimiento mensual de la evolución de la entrada de asuntos en los juzgados con el fin de revisar las medidas adoptadas para garantizar que la dotación de medios sea la adecuada en cada momento. En este sentido, las partes implicadas han dejado la puerta abierta a especializar más órganos judiciales o a adoptar nuevas medidas de refuerzo.

El Ministerio de Justicia, las comunidades autónomas y el CGPJ volverán a verse en septiembre para evaluar los datos recabados hasta la fecha, valorar la efectividad y adecuación de las medidas adoptadas, y, en su caso, revisarlas para asegurar su eficacia.

El plan urgente, aprobado por el CGPJ el pasado 25 de mayo, atribuye a los 54 juzgados especializados la competencia para conocer de los asuntos relativos a las cláusulas de los contratos hipotecarios -cláusulas suelo, vencimiento anticipado, intereses moratorios, gastos de formalización de hipoteca o hipotecas multidivisa- que ingresen a partir de hoy, 1 de junio.

Estos órganos judiciales, no obstante, continuarán tramitando los procedimientos que tengan pendientes -y que no sean relativos a contratos hipotecarios- hasta su conclusión. En los territorios en los que la entrada de asuntos sobre cláusulas suelo sea superior, podrá habilitarse un juzgado bis, con uno o más jueces de refuerzo, así como con los letrados de la Administración de Justicia y funcionarios que se necesiten. Los jueces de refuerzo serán, en un primer momento, los 65 jueces en prácticas de la 67 promoción de la Escuela Judicial, que han recibido formación específica en la material.

Justicia, asimismo, se ha comprometido a nombrar tantos letrados como sean necesarios para estos juzgados, siempre que la carga de trabajo lo justifique. El plan es la respuesta diseñada por el CGPJ al previsible aumento de los litigios como consecuencia de la sentencia de 12 de diciembre del Tribunal de la UE que declaraba la retroactividad total de la nulidad de las cláusulas suelo.

Hoy entra en vigor el plan urgente aprobado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para hacer frente a la más que previsible avalancha de litigios relacionados con las cláusulas suelo de las hipotecas. Y lo hace las acusaciones de mala planificación y previsión de medios materiales y humanos, y los augurios de que se producirá el colapso de los 54 juzgados de Primera Instancia especializados -uno por provincia en la península y uno en cada una de las principales islas de Canarias y Baleares-.

En respuesta a estas críticas, el Ministerio de Justicia, las comunidades autónomas con competencias transferidas y el CGPJ anunciaron ayer su compromiso de aportar los recursos "necesarios" para asegurar el funcionamiento de estos juzgados y garantizar así una respuesta "ágil y adecuada" a las demandas planteadas por los ciudadanos.

El anuncio, realizado tras la reunión de coordinación celebrada en la sede del Poder Judicial -y en la que participaron el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el presidente del Poder Judicial, Carlos Lesmes-, no concreta aún las medidas, pero sí afirma que éstas se adaptarán a las necesidades de cada territorio "de forma flexible y gradual" y teniendo en cuenta las cargas de trabajo y las prioridades que se deriven de ellas.

Asimismo, se llevará a cabo un seguimiento mensual de la evolución de la entrada de asuntos en los juzgados con el fin de revisar las medidas adoptadas para garantizar que la dotación de medios sea la adecuada en cada momento. En este sentido, las partes implicadas han dejado la puerta abierta a especializar más órganos judiciales o a adoptar nuevas medidas de refuerzo.

El Ministerio de Justicia, las comunidades autónomas y el CGPJ volverán a verse en septiembre para evaluar los datos recabados hasta la fecha, valorar la efectividad y adecuación de las medidas adoptadas, y, en su caso, revisarlas para asegurar su eficacia.

El plan urgente, aprobado por el CGPJ el pasado 25 de mayo, atribuye a los 54 juzgados especializados la competencia para conocer de los asuntos relativos a las cláusulas de los contratos hipotecarios -cláusulas suelo, vencimiento anticipado, intereses moratorios, gastos de formalización de hipoteca o hipotecas multidivisa- que ingresen a partir de hoy, 1 de junio.

Estos órganos judiciales, no obstante, continuarán tramitando los procedimientos que tengan pendientes -y que no sean relativos a contratos hipotecarios- hasta su conclusión. En los territorios en los que la entrada de asuntos sobre cláusulas suelo sea superior, podrá habilitarse un juzgado bis, con uno o más jueces de refuerzo, así como con los letrados de la Administración de Justicia y funcionarios que se necesiten. Los jueces de refuerzo serán, en un primer momento, los 65 jueces en prácticas de la 67 promoción de la Escuela Judicial, que han recibido formación específica en la material.

Justicia, asimismo, se ha comprometido a nombrar tantos letrados como sean necesarios para estos juzgados, siempre que la carga de trabajo lo justifique. El plan es la respuesta diseñada por el CGPJ al previsible aumento de los litigios como consecuencia de la sentencia de 12 de diciembre del Tribunal de la UE que declaraba la retroactividad total de la nulidad de las cláusulas suelo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR