Draghi lanza un mensaje de optimismo sobre la economía europea

La tarifa plana de 50 euros para los autónomos durante un año podría arrancar en junio
30 Mayo, 2017
El comercio exterior del G20 creció al mayor ritmo en casi 6 años
30 Mayo, 2017
Ver todas las noticias >

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha lanzado hoy un mensaje de optimismo sobre la economía europea. El italiano ve unos fundamentos sólidos en el crecimiento, cada vez más confianza y menos riesgos. Sin embargo, ha advertido de que sigue siendo necesaria "una cantidad extraordinaria de apoyo de la política monetaria".

"La recuperación económica se está haciendo cada vez más sólida y sigue abarcando cada vez más sectores y países [...] El sentimiento de los consumidores y las empresas ha subido a máximos de seis años, lo que apoya las expectativas de un fortalecimiento del crecimiento en los próximos meses", ha afirmado Draghi en su intervención ante el Comité de Asuntos Económicos en la sede de Bruselas del Parlamento Europeo.

"Los riesgos a la baja para el crecimiento están disminuyendo y algunos de los riesgos de cola que afrontábamos el año pasado han retrocedido considerablemente. El hecho de que el consumo doméstico y la inversión sean los principales motores de la recuperación la hace más robusta y resistente a los riesgos, que siguen relacionados con factores globales", ha continuado el banquero central de la zona euro.

Sin embargo, Draghi ha advertido de que es todavía pronto para cortar con los estímulos monetarios que han venido apoyando la recuperación: "La inflación subyacente [que descuenta alimentos y energía] permanece atenuada [...] Para que la presión doméstica en los precios se fortalezca, aún necesitamos unas condiciones de financiación muy acomodaticias, que a su vez dependen de una cantidad sustancial de acomodación monetaria".

"Seguimos firmemente convencidos de que una cantidad extraordinaria de apoyo de la política monetaria, incluido el preanuncio ("forward guidance"), es todavía necesaria dado el actual nivel de recursos infrautilizados que deben ser reabsorbidos y para que la inflación vuelva y se estabilice de forma duradera en niveles cercanos al 2%", ha continuado Draghi.

Sin embargo, el presidente del BCE, ha advertido a los Gobiernos y a las instituciones de la UE que también tienen que hacer su parte para que la inflación vuelva más rápidamente a esos niveles cercanos al 2%.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha lanzado hoy un mensaje de optimismo sobre la economía europea. El italiano ve unos fundamentos sólidos en el crecimiento, cada vez más confianza y menos riesgos. Sin embargo, ha advertido de que sigue siendo necesaria "una cantidad extraordinaria de apoyo de la política monetaria".

"La recuperación económica se está haciendo cada vez más sólida y sigue abarcando cada vez más sectores y países [...] El sentimiento de los consumidores y las empresas ha subido a máximos de seis años, lo que apoya las expectativas de un fortalecimiento del crecimiento en los próximos meses", ha afirmado Draghi en su intervención ante el Comité de Asuntos Económicos en la sede de Bruselas del Parlamento Europeo.

"Los riesgos a la baja para el crecimiento están disminuyendo y algunos de los riesgos de cola que afrontábamos el año pasado han retrocedido considerablemente. El hecho de que el consumo doméstico y la inversión sean los principales motores de la recuperación la hace más robusta y resistente a los riesgos, que siguen relacionados con factores globales", ha continuado el banquero central de la zona euro.

Sin embargo, Draghi ha advertido de que es todavía pronto para cortar con los estímulos monetarios que han venido apoyando la recuperación: "La inflación subyacente [que descuenta alimentos y energía] permanece atenuada [...] Para que la presión doméstica en los precios se fortalezca, aún necesitamos unas condiciones de financiación muy acomodaticias, que a su vez dependen de una cantidad sustancial de acomodación monetaria".

"Seguimos firmemente convencidos de que una cantidad extraordinaria de apoyo de la política monetaria, incluido el preanuncio ("forward guidance"), es todavía necesaria dado el actual nivel de recursos infrautilizados que deben ser reabsorbidos y para que la inflación vuelva y se estabilice de forma duradera en niveles cercanos al 2%", ha continuado Draghi.

Sin embargo, el presidente del BCE, ha advertido a los Gobiernos y a las instituciones de la UE que también tienen que hacer su parte para que la inflación vuelva más rápidamente a esos niveles cercanos al 2%.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR