El número de extranjeros afiliados a la Seguridad Social aumenta en 58.152 personas en abril
24 mayo, 2017
Trump propone vender la mitad de las reservas estratégicas de petróleo
24 mayo, 2017
Ver todas las noticias >

El pasado 1 de abril entró en vigor la nueva Ley de Patentes que ha introducido importantes novedades en este ámbito en nuestro país. El esperado cambio regulatorio provocó, unos días antes, una avalancha en el registro de patentes, tal y como reflejan los datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). El número de solicitud de patentes en el mes de marzo es más del doble del registrado en el mismo mes un año antes. Así, se ha pasado de 244 solicitudes en marzo de 2016 a 570 en marzo de 2017.

La diferencia también es notable si comparamos el pasado marzo con los dos primeros meses del año: en enero, las patentes solicitadas en nuestro país fueron 175 (179 en el mismo período de 2016), y en febrero el registro de patentes contabilizó 239, con una ligera subida frente a las 205 del mismo mes en 2016.

Según explica Patricia Ramos, directora de Patentes en la firma Pons IP, las estadísticas provisionales de marzo de la OEPM “reflejan con precisión lo que desde nuestra firma ya habíamos previsto. A pesar de que la entrada en vigor de la nueva Ley de Patentes era conocida por todos, las empresas españolas han vuelto a esperar hasta el último minuto para realizar las solicitudes pendientes de patentes para así, por ejemplo, evitar el efecto de la subida de tasas y el examen previo obligatorio incorporado a la nueva regulación”.

Esta experta apunta que en el caso de su despacho, han triplicado sus cifras de solicitudes respecto al mismo mes del año anterior y duplicado las demandas de registro de patentes respecto a febrero. “Sin embargo, es previsible que tras esta subida que consideramos artificial asistamos a una caída y posterior estabilización de este tipo de registro en los próximos meses. Habrá que esperar, en todo caso, a que finalice el año para poder extraer una conclusión más precisa del impacto de la nueva Ley”, apunta Ramos.

Entre las principales novedades de la nueva ley, aparte de la subida de tasas y la exigencia de un examen previo, está la posibilidad de que una vez concedida la patente cualquiera pueda oponerse. Además, la ley permite acudir a la mediación y el arbitraje en caso de conflicto.

El pasado 1 de abril entró en vigor la nueva Ley de Patentes que ha introducido importantes novedades en este ámbito en nuestro país. El esperado cambio regulatorio provocó, unos días antes, una avalancha en el registro de patentes, tal y como reflejan los datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). El número de solicitud de patentes en el mes de marzo es más del doble del registrado en el mismo mes un año antes. Así, se ha pasado de 244 solicitudes en marzo de 2016 a 570 en marzo de 2017.

La diferencia también es notable si comparamos el pasado marzo con los dos primeros meses del año: en enero, las patentes solicitadas en nuestro país fueron 175 (179 en el mismo período de 2016), y en febrero el registro de patentes contabilizó 239, con una ligera subida frente a las 205 del mismo mes en 2016.

Según explica Patricia Ramos, directora de Patentes en la firma Pons IP, las estadísticas provisionales de marzo de la OEPM “reflejan con precisión lo que desde nuestra firma ya habíamos previsto. A pesar de que la entrada en vigor de la nueva Ley de Patentes era conocida por todos, las empresas españolas han vuelto a esperar hasta el último minuto para realizar las solicitudes pendientes de patentes para así, por ejemplo, evitar el efecto de la subida de tasas y el examen previo obligatorio incorporado a la nueva regulación”.

Esta experta apunta que en el caso de su despacho, han triplicado sus cifras de solicitudes respecto al mismo mes del año anterior y duplicado las demandas de registro de patentes respecto a febrero. “Sin embargo, es previsible que tras esta subida que consideramos artificial asistamos a una caída y posterior estabilización de este tipo de registro en los próximos meses. Habrá que esperar, en todo caso, a que finalice el año para poder extraer una conclusión más precisa del impacto de la nueva Ley”, apunta Ramos.

Entre las principales novedades de la nueva ley, aparte de la subida de tasas y la exigencia de un examen previo, está la posibilidad de que una vez concedida la patente cualquiera pueda oponerse. Además, la ley permite acudir a la mediación y el arbitraje en caso de conflicto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR