Las pymes españolas acusaron más la crisis que las europeas

La CE pide un mayor vínculo entre la universidad y el mercado laboral
23 mayo, 2017
21,86 días de media, el plazo de pago a los proveedores autonómicos
23 mayo, 2017
Ver todas las noticias >

Las pymes españolas fueron las que más acusaron la crisis en la Unión Europea. Según ha confirmado el Banco de España en el informe “La evolución económica y financiera de las empresas no financieras españolas durante la crisis económica y primeros años de la recuperación. Un análisis comparado con la UEM” esta institución asegura que “el deterioro” fue comparativamente más intenso” entre los años 2008 y 2012.

Este trabajo subraya que las empresas españolas de menor tamaño se fueron alejando de los niveles de rentabilidad de sus homólogas del agregado de la Unión Europea, lo que hizo que en 2015 se situaran algo más de un punto por debajo. Sin embargo, en este caso se mantuvieron siempre por encima de los registros de las sociedades grandes comunitarias.

Al analizar el peso que representan los pasivos de las empresas más vulnerables, se observa que tanto en el grupo de las pymes como en el de las grandes compañías las distancias entre España y los países de la UE prácticamente desaparecen.

A pesar de ello, según constata el documento, a partir de 2013 esta tendencia "empezó a revertir", de modo que la recuperación de la actividad de las compañías españolas fue "más intensa en promedio que en otras economías" comunitarias.

Finalmente, los autores del trabajo consideran que los resultados que presentaron las empresas desde entonces permitieron "que se fueran reduciendo las diferencias previas con respecto al resto de los países” de la zona euro.

Las pymes españolas fueron las que más acusaron la crisis en la Unión Europea. Según ha confirmado el Banco de España en el informe “La evolución económica y financiera de las empresas no financieras españolas durante la crisis económica y primeros años de la recuperación. Un análisis comparado con la UEM” esta institución asegura que “el deterioro” fue comparativamente más intenso” entre los años 2008 y 2012.

Este trabajo subraya que las empresas españolas de menor tamaño se fueron alejando de los niveles de rentabilidad de sus homólogas del agregado de la Unión Europea, lo que hizo que en 2015 se situaran algo más de un punto por debajo. Sin embargo, en este caso se mantuvieron siempre por encima de los registros de las sociedades grandes comunitarias.

Al analizar el peso que representan los pasivos de las empresas más vulnerables, se observa que tanto en el grupo de las pymes como en el de las grandes compañías las distancias entre España y los países de la UE prácticamente desaparecen.

A pesar de ello, según constata el documento, a partir de 2013 esta tendencia "empezó a revertir", de modo que la recuperación de la actividad de las compañías españolas fue "más intensa en promedio que en otras economías" comunitarias.

Finalmente, los autores del trabajo consideran que los resultados que presentaron las empresas desde entonces permitieron "que se fueran reduciendo las diferencias previas con respecto al resto de los países” de la zona euro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR