Acuerdo Internacional Administrativo entre la Organización Mundial del Turismo y la Secretaría de Estado de Turismo del Gobierno de España para la celebración de la 105ª Reunión del Consejo Ejecutivo de la OMT
22 mayo, 2017
Suspendidos cinco de los ocho días de huelga de los estibadores
22 mayo, 2017
Ver todas las noticias >

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Cataluña ha declarado como indefinido el vínculo laboral de una empleada pública temporal que encadenó un total de 268 contratos temporales "formalmente" legales. La sentencia, del 2 de mayo de 2017, considera que dicha utilización de la contratación temporal supone un abuso de derecho que "no puede admitirse".

En el litigio, una empleada del Hospital Clínico de Barcelona pasó casi cuatro años encadenando contratos. De los 268, cinco se justificaron en "circunstancias del mercado, acumulación de tareas o exceso de pedidos" -aunque el hospital reconoció que no podía probar tales motivos-. Los 263 restantes se suscribieron por interinidad, para sustituir trabajadores de vacaciones, enfermos o de permiso.

La resolución subraya que los contratos firmados son "formalmente" legales, pero reprocha al centro que emplee "una política anómala de contratación [...] más cercana a una bolsa permanente de trabajo que a la contratación temporal con tal de cubrir necesidades puntuales y específicas".

Además, se inspira en la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de 14 de septiembre de 2016, del caso Pérez López vs. Servicio Madrileño de Salud, que se declaró contrario al Derecho europeo la sucesión de contratos eventuales en la Sanidad para cubrir necesidades estructurales.

"De la doctrina del TJUE se desprende que cuando se ha producido una utilización abusiva de contratos de trabajos de duración determinada sucesivos, se tiene que poder aplicar alguna medida que ofrezca garantías efectivas y equivalentes de protección de los trabajadores", asevera el ponente, el magistrado Bartomeu Plana.

El TSJ asevera que en el caso analizado, el Hospital Clínico de Barcelona no emplea la contratación interina para sustituciones en casos de difícil previsión, como bajas por enfermedad, sino que se trata de supuestos "perfectamente previsibles e integrados dentro de la dinámica ordinaria de la gestión hospitalaria como las vacaciones y los permisos".

Por ello, declara que "hay un abuso de derecho" en el hecho de mantener una "plantilla paralela de sustitutos" que cubren necesidades estructurales, en lugar de convocar plazas permanentes que las cubran.

Por todo ello, la Sala de lo Social del TSJ catalán confirma la sentencia de primera instancia que había estimado la demanda de la actora, pero precisa que la relación laboral debe ser declarada como de "indefinida no fija".

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Cataluña ha declarado como indefinido el vínculo laboral de una empleada pública temporal que encadenó un total de 268 contratos temporales "formalmente" legales. La sentencia, del 2 de mayo de 2017, considera que dicha utilización de la contratación temporal supone un abuso de derecho que "no puede admitirse".

En el litigio, una empleada del Hospital Clínico de Barcelona pasó casi cuatro años encadenando contratos. De los 268, cinco se justificaron en "circunstancias del mercado, acumulación de tareas o exceso de pedidos" -aunque el hospital reconoció que no podía probar tales motivos-. Los 263 restantes se suscribieron por interinidad, para sustituir trabajadores de vacaciones, enfermos o de permiso.

La resolución subraya que los contratos firmados son "formalmente" legales, pero reprocha al centro que emplee "una política anómala de contratación [...] más cercana a una bolsa permanente de trabajo que a la contratación temporal con tal de cubrir necesidades puntuales y específicas".

Además, se inspira en la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de 14 de septiembre de 2016, del caso Pérez López vs. Servicio Madrileño de Salud, que se declaró contrario al Derecho europeo la sucesión de contratos eventuales en la Sanidad para cubrir necesidades estructurales.

"De la doctrina del TJUE se desprende que cuando se ha producido una utilización abusiva de contratos de trabajos de duración determinada sucesivos, se tiene que poder aplicar alguna medida que ofrezca garantías efectivas y equivalentes de protección de los trabajadores", asevera el ponente, el magistrado Bartomeu Plana.

El TSJ asevera que en el caso analizado, el Hospital Clínico de Barcelona no emplea la contratación interina para sustituciones en casos de difícil previsión, como bajas por enfermedad, sino que se trata de supuestos "perfectamente previsibles e integrados dentro de la dinámica ordinaria de la gestión hospitalaria como las vacaciones y los permisos".

Por ello, declara que "hay un abuso de derecho" en el hecho de mantener una "plantilla paralela de sustitutos" que cubren necesidades estructurales, en lugar de convocar plazas permanentes que las cubran.

Por todo ello, la Sala de lo Social del TSJ catalán confirma la sentencia de primera instancia que había estimado la demanda de la actora, pero precisa que la relación laboral debe ser declarada como de "indefinida no fija".

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR