En España existen 1,1 millones de beneficiarios de dos pensiones públicas

Medidas de apoyo a los autónomos
19 mayo, 2017
Recaudación histórica de la Seguridad Social
19 mayo, 2017
Ver todas las noticias >

El Secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha abierto hoy el debate de si en un futuro debería permitirse la compatibilidad del cobro de más de una pensión pública, como ocurre ahora en todos los casos, independientemente de las rentas o circunstancias de los beneficiarios.

Esto es, al menos, lo que se deduce de unas palabras de Burgos dichas durante su comparecencia en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Senado. Según ha precisado, en la actualidad existen 1,1 millones de pensionistas en España que cobran más de una pensión pública, una situación que, según ha dicho, “hay que analizar y a la que el sistema debe prestar atención”.

Casi la práctica totalidad de este millón de pensionistas perciben a la vez una pensión de jubilación y una de viudedad, ya que ambas son compatibles con el único límite de que la suma de ambas no puede superar la cuantía de la pensión máxima que fije la ley cada año.

No obstante, Burgos no ha citado expresamente la posibilidad de reformar la pensión de viudedad que es donde, según todos los expertos, se debería enmarcar la incompatibilidad de algunas pensiones. De hecho, en algunos países europeos, las pensiones de supervivencia son incompatibles con cierto nivel de rentas o patrimonios. Y tampoco son vitalicias como en España.

No obstante, de momento, el planteamiento más generalizado por parte de expertos y representantes políticos respecto a la pensión de viudedad es financiar de forma progresiva los 24.000 millones de euros que cuestan anualmente con ingresos procedentes de impuestos y no de cotizaciones.

En cualquier caso, el secretario de Estado ha hecho esta referencia a la compatibilidad de las futuras pensiones en el contexto de las distintas posibilidades que existen para sanear las cuentas de la Seguridad Social. Según ha dicho, para superar el déficit del sistema, lo primero es recuperar el nivel de afiliación (hasta ahora se ha recuperado el 60% del empleo destruido en la crisis) y dar cobertura a las 600.000 nuevas pensiones que se han ido generando en los últimos años y cuyo importe es, de media, “más alto” que las pensiones que salen del sistema.

El Secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha abierto hoy el debate de si en un futuro debería permitirse la compatibilidad del cobro de más de una pensión pública, como ocurre ahora en todos los casos, independientemente de las rentas o circunstancias de los beneficiarios.

Esto es, al menos, lo que se deduce de unas palabras de Burgos dichas durante su comparecencia en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Senado. Según ha precisado, en la actualidad existen 1,1 millones de pensionistas en España que cobran más de una pensión pública, una situación que, según ha dicho, “hay que analizar y a la que el sistema debe prestar atención”.

Casi la práctica totalidad de este millón de pensionistas perciben a la vez una pensión de jubilación y una de viudedad, ya que ambas son compatibles con el único límite de que la suma de ambas no puede superar la cuantía de la pensión máxima que fije la ley cada año.

No obstante, Burgos no ha citado expresamente la posibilidad de reformar la pensión de viudedad que es donde, según todos los expertos, se debería enmarcar la incompatibilidad de algunas pensiones. De hecho, en algunos países europeos, las pensiones de supervivencia son incompatibles con cierto nivel de rentas o patrimonios. Y tampoco son vitalicias como en España.

No obstante, de momento, el planteamiento más generalizado por parte de expertos y representantes políticos respecto a la pensión de viudedad es financiar de forma progresiva los 24.000 millones de euros que cuestan anualmente con ingresos procedentes de impuestos y no de cotizaciones.

En cualquier caso, el secretario de Estado ha hecho esta referencia a la compatibilidad de las futuras pensiones en el contexto de las distintas posibilidades que existen para sanear las cuentas de la Seguridad Social. Según ha dicho, para superar el déficit del sistema, lo primero es recuperar el nivel de afiliación (hasta ahora se ha recuperado el 60% del empleo destruido en la crisis) y dar cobertura a las 600.000 nuevas pensiones que se han ido generando en los últimos años y cuyo importe es, de media, “más alto” que las pensiones que salen del sistema.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR