Los directores financieros apuestan por asumir más riesgos en los balances

La eólica arrasa y deja fuera de combate a la fotovoltaica
18 Mayo, 2017
España, de los países de la UE con menos concursos de acreedores
18 Mayo, 2017
Ver todas las noticias >

El incremento de la actividad que ha impulsado los resultados de las compañías y ha disipado gran parte de los temores acumulados a lo largo de la crisis. Esa es una de las conclusiones que se puede extraer de la Encuesta a la Dirección Financiera de España, que realiza Deloitte semestralmente a 93 directores financieros de empresas españolas. El 54% de los consultados considera que el actual es un buen momento para asumir mayores riesgos en los balances empresariales, un porcentaje que es el más elevado desde que se empezó a hacer la encuesta en 2009, y que difiere respecto a las respuestas de sus homólogos europeos. Solo el 34% de los directores financieros de la zona euro (20 puntos menos que España) considera que es un momento adecuado para asumir mayores riesgos.

La encuesta, realizada entre el 8 y el 30 de marzo, revela el elevado optimismo de los empresarios españoles, plasmada en las buenas perspectivas para los grandes indicadores económicos que afectan a las cuentas empresariales. El 74% de los encuestados prevé que sus ingresos aumentarán en los próximos doce meses, el 46% considera que la inversión se incrementará en el citado período y el 33% cree que continuará con el proceso de desapalancamiento iniciado años atrás para sanear la compañía. Unas perspectivas optimistas en las que han tenido un peso decisivo algunas de las decisiones empresariales acometidas en los últimos trimestres. Las dos más importantes, con un 47% de las respuestas, han sido reducir el foco en los negocios de menor margen y reducir costes directos mediante cambios en la cadena de suministro.

Un escenario que no está exento de riesgos. El más importante es el de una futura apreciación del barril de petróleo, mencionado como un riesgo alto para el 86% de los encuestados. El barril de Brent, de referencia en Europa, se ha mantenido estable en los últimos meses entorno de los 50 dólares desde que tocó suelo en enero de 2016, cuando cotizó a 25 dólares. El segundo factor de riesgo que más preocupa a los directores financieros es la evolución de los tipos de interés, con un 83% de las respuestas, seguido por la evolución económica de los países del euro, con un 72%.

El incremento de la actividad que ha impulsado los resultados de las compañías y ha disipado gran parte de los temores acumulados a lo largo de la crisis. Esa es una de las conclusiones que se puede extraer de la Encuesta a la Dirección Financiera de España, que realiza Deloitte semestralmente a 93 directores financieros de empresas españolas. El 54% de los consultados considera que el actual es un buen momento para asumir mayores riesgos en los balances empresariales, un porcentaje que es el más elevado desde que se empezó a hacer la encuesta en 2009, y que difiere respecto a las respuestas de sus homólogos europeos. Solo el 34% de los directores financieros de la zona euro (20 puntos menos que España) considera que es un momento adecuado para asumir mayores riesgos.

La encuesta, realizada entre el 8 y el 30 de marzo, revela el elevado optimismo de los empresarios españoles, plasmada en las buenas perspectivas para los grandes indicadores económicos que afectan a las cuentas empresariales. El 74% de los encuestados prevé que sus ingresos aumentarán en los próximos doce meses, el 46% considera que la inversión se incrementará en el citado período y el 33% cree que continuará con el proceso de desapalancamiento iniciado años atrás para sanear la compañía. Unas perspectivas optimistas en las que han tenido un peso decisivo algunas de las decisiones empresariales acometidas en los últimos trimestres. Las dos más importantes, con un 47% de las respuestas, han sido reducir el foco en los negocios de menor margen y reducir costes directos mediante cambios en la cadena de suministro.

Un escenario que no está exento de riesgos. El más importante es el de una futura apreciación del barril de petróleo, mencionado como un riesgo alto para el 86% de los encuestados. El barril de Brent, de referencia en Europa, se ha mantenido estable en los últimos meses entorno de los 50 dólares desde que tocó suelo en enero de 2016, cuando cotizó a 25 dólares. El segundo factor de riesgo que más preocupa a los directores financieros es la evolución de los tipos de interés, con un 83% de las respuestas, seguido por la evolución económica de los países del euro, con un 72%.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR