Bruselas reclama a España que inicie el proceso para la devolución de las deducciones que concedió a empresas españolas

La Agencia Tributaria Catalana atenderá 30.000 declaraciones presenciales
16 Mayo, 2017
El Gobierno asegura que la reforma laboral ha contribuido a la creación de 200.000 empleos
16 Mayo, 2017
Ver todas las noticias >

El pasado 21 de diciembre, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictó una sentencia que venía a dar la razón a la Comisión Europea, que considera ilegal el régimen fiscal español de 2002 que concedía beneficios fiscales a las corporaciones españolas por adquirir participaciones en sociedades extranjeras de al menos el 5%.

La norma, creada por el Gobierno de José María Aznar, pretendía incentivar la internacionalización de las empresas al permitir una deducción del fondo de comercio durante 20 años. De estas deducciones del fondo de comercio —la diferencia entre el valor en libros de una empresa y el valor real de mercado— se beneficiaron Telefónica cuando compró O2, el Santander al hacerse con el Abbey británico, Iberdrola cuando adquirió Scottish Power, Ferrovial con BAA... Casi un centenar de empresas españolas, la mayoría del Ibex 35, entre las que también figuran Sacyr o Abertis, y otras como Cintra o Autogrill, aprovecharon estas deducciones para ampliar su negocio en el exterior. Bruselas considera que estas deducciones fueron ayudas de Estado.

Fuentes comunitarias afirman que "después de la sentencia de diciembre de 2016, España ha tomado medidas para la recuperación del Godwill III [como se conocen las ayudas fiscales que permiten la amortización fiscal del fondo de comercio generado por la adquisición de firmas extranjeras a través de sociedades interpuestas] y está en contacto con la Comisión para la recuperación completa de los otros dos casos sobre el asunto". Otras fuentes del mercado reconocen que ya han recibido algunas notificaciones de la Agencia Tributaria informando del proceso de recuperación de las ayudas.

Pese a que la larga y compleja batalla judicial aún no ha concluido, tras conocer la sentencia de diciembre la Comisión reclamó a España que iniciase el procedimiento para la devolución de estas ayudas. Y el Gobierno responde en el Programa de Estabilidad, remitido hace unas semanas a la Comisión: "España procederá a recobrar las ayudas a través del nuevo procedimiento de recuperación aprobado en la última reforma de la Ley General Tributaria, de 2015". Añade que "ya ha relacionado las entidades que serán objeto de las actuaciones".

Fuentes de Hacienda admiten que están preparados para iniciar la recuperación de las deducciones. Estiman que podrán recobrar algo menos de 1.000 millones, muy por debajo de lo esperado por Bruselas, donde se especulaba con una cifra que rondaba los 8.000 millones.

El pasado 21 de diciembre, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictó una sentencia que venía a dar la razón a la Comisión Europea, que considera ilegal el régimen fiscal español de 2002 que concedía beneficios fiscales a las corporaciones españolas por adquirir participaciones en sociedades extranjeras de al menos el 5%.

La norma, creada por el Gobierno de José María Aznar, pretendía incentivar la internacionalización de las empresas al permitir una deducción del fondo de comercio durante 20 años. De estas deducciones del fondo de comercio —la diferencia entre el valor en libros de una empresa y el valor real de mercado— se beneficiaron Telefónica cuando compró O2, el Santander al hacerse con el Abbey británico, Iberdrola cuando adquirió Scottish Power, Ferrovial con BAA... Casi un centenar de empresas españolas, la mayoría del Ibex 35, entre las que también figuran Sacyr o Abertis, y otras como Cintra o Autogrill, aprovecharon estas deducciones para ampliar su negocio en el exterior. Bruselas considera que estas deducciones fueron ayudas de Estado.

Fuentes comunitarias afirman que "después de la sentencia de diciembre de 2016, España ha tomado medidas para la recuperación del Godwill III [como se conocen las ayudas fiscales que permiten la amortización fiscal del fondo de comercio generado por la adquisición de firmas extranjeras a través de sociedades interpuestas] y está en contacto con la Comisión para la recuperación completa de los otros dos casos sobre el asunto". Otras fuentes del mercado reconocen que ya han recibido algunas notificaciones de la Agencia Tributaria informando del proceso de recuperación de las ayudas.

Pese a que la larga y compleja batalla judicial aún no ha concluido, tras conocer la sentencia de diciembre la Comisión reclamó a España que iniciase el procedimiento para la devolución de estas ayudas. Y el Gobierno responde en el Programa de Estabilidad, remitido hace unas semanas a la Comisión: "España procederá a recobrar las ayudas a través del nuevo procedimiento de recuperación aprobado en la última reforma de la Ley General Tributaria, de 2015". Añade que "ya ha relacionado las entidades que serán objeto de las actuaciones".

Fuentes de Hacienda admiten que están preparados para iniciar la recuperación de las deducciones. Estiman que podrán recobrar algo menos de 1.000 millones, muy por debajo de lo esperado por Bruselas, donde se especulaba con una cifra que rondaba los 8.000 millones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR